Compartir

Redacción ejecentral

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) deberá indemnizar por daños y perjuicios a Grupo Higa, la constructora involucrada en el escándalo de la llamada Casa Blanca, propiedad de Angélica Rivera.

De acuerdo con el diario Reforma, el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Sexto Circuito, en Puebla, estableció que Constructora Teya, filial de Higa, tiene derecho a la indemnización porque el SAT le fincó en 2013 un crédito fiscal de 86 millones de pesos mediante una resolución que contenía argumentos contrarios a jurisprudencia vigente de la Suprema Corte de Justicia.

La administración local de la Auditoría de Puebla-Norte del SAT consideró en su momento que Teya no pagó impuestos por 64 millones de pesos que recibió de la Junta de Caminos del Estado de México en 2008, por contratos para carreteras.

Aunque en 2015, el tribunal eliminó el crédito fiscal fincado, Teya siguió exigiendo la indemnización, prevista en el artículo 34 de la Ley del SAT cuando sus funcionarios provoquen daños y perjuicios a los particulares.

Este resarcimiento será fijado por el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA), una vez que Teya presente pruebas sobre los perjuicios que le ha provocado el litigio de cuatro años contra el SAT, quien presentó con tres meses de retraso el escrito en el que aceptó allanarse a la jurisprudencia de la Corte.

El TFJA rechazó aprobar la indemnización en primera instancia, pero en amparo directo, el tribunal colegiado resolvió que Teya sí la puede reclamar por el error del SAT, el cual llevó a los magistrados del tribunal colegiado a concluir que sí se violó el artículo 34 de la Ley del SAT y que procede la indemnización.

Aunque el tribunal colegiado resolvió en junio de 2016, fue hasta el pasado 31 de mayo cuando la Corte desechó un último recurso de Teya, en el que alegaba que es inconstitucional una ley que le impide reclamar al SAT el pago de costas judiciales, como concepto adicional a los daños y perjuicios. (Con información de Reforma). DA

Compartir