Compartir

Daniela Arroyo

Enfrentamientos entre pobladores de grupos antagónicos en el municipio tzeltal de Oxchuc dejaron al menos cinco personas heridas y media docena de casas incendiadas desde la mañana del miércoles.

De acuerdo con medios locales, los agresores son seguidores de Maria Gloria Sánchez, alcaldesa en exilio de esa región de Chiapas, quienes se enfrentaron con miembros del movimiento de resistencia civil y afines al edil sustituto Óscar Gómez.

Uno de los lesionados es el abogado y activista, Gabriel Méndez, quien hace una semana interpuso un recurso de amparo para la suspensión provisional de la Ley de Seguridad Interior a nombre de las autoridades tradicionales del pueblo de Oxchuc.

Según la Fiscalía de Chiapas, fue durante el transcurso del miércoles que un grupo vinculado a Sánchez -quien desde que ganó las elecciones en el 2015 no ha podido gobernar desde la cabecera municipal- bloqueaba una vía que conduce hacia la localidad exigiendo el cobro ilegal de entre 50 y 200 pesos para permitir el paso de vehículos.

Ante esto, otro grupo de pobladores intentó desalojarlos, por lo que comenzó una riña entre ambos bandos.

En un primer momento, con palos y piedras, por lo cual resultaron lesionadas dos personas. Posteriormente se registraron disparos de armas de fuego, dejando tres heridos más, quienes fueron trasladados a un hospital de San Cristóbal de las Casas, a menos de 50 kilómetros.

Los otros tres, fueron llevados al Centro Médico Chiapas nos une “Gilberto Gómez Maza”, en Tuxtla Gutiérrez.

El abogado Méndez López, de 36 años resultó herido de bala en la pierna izquierda.  La Secretaría de Salud reportó a los lesionados como delicados pero estables.

Por su parte, el Centro de Derechos Humanos Ku´Untik reportó que además se prendió fuego a la casa de la alcaldesa y a la de una diputada local, aunque se denunció el incendio de otras cuatro viviendas.

El gobierno de Chiapas informó que la Fiscalía de Justicia Estatal abrió una investigación por los delitos de tentativa de homicidio y atentados contra la paz y la integridad corporal y patrimonial de la colectividad y del estado.

La administración local condenó los hechos violentos, y aseguró que ha llamado a la alcaldesa Sánchez y al exedil Gómez a pedir a sus seguidores respeto a la ley.

Se está preparando algo peor que en Acteal, advierten 

Además de los hechos de violencia registrados en Oxchuc, el padre Sebastián López, párroco de Chalchihuitán, aseguró que en comunidades de ese municipio se ha registrado un aumento en el número de balaceras, advirtiendo que se está preparando algo peor que en Acteal.

El lunes 22 de enero, los hermanos de Chenalhó en Tsaamtechem, Tseleltik y Pom. Disparando mucho. La gente está con miedo y desesperación porque no hay seguridad de la vida. El aviso ya lo hicimos muchas veces, pero seguimos con inseguridad. Ya se avisó, ya se dijo pero no hay justicia. Urge la seguridad…” denunció en un comunicado, el pasado lunes 22 de enero.

Cuestionó cual es el privilegio del que gozan los grupos armados para actuar con impunidad y manifestó su temor de que se esté orquestando un ataque como el registrado el 22 de diciembre de 1997 en la comunidad de Acteal, en el municipio de Chenalhó, donde fueron atacados  indígenas tzotziles de la organización “Las Abejas”, que se encontraban orando al interior de una iglesia cristiana pentecostal de la localidad.

El ataque dejó 45 muertos, en su mayoría mujeres y niños. (Con información de Milenio y Reforma) DA/EC

Compartir