Compartir

Redacción ejecentral
Foto AFP

Foto AFP

Dos atentados con bomba reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) causaron al menos 44 muertos y decenas de heridos en dos iglesias coptas en Egipto, en los más sangrientos ataques de los últimos años contra la minoría cristiana de este país.

Un kamikaze perpetró un ataque contra una iglesia de Alejandría (norte) en el que murieron 17 personas y 48 resultaron heridas, según un último balance actualizado del ministerio de Salud.

El individuo, que llevaba un cinturón de explosivos, se hizo estallar después de que la policía le impidiera entrar en la iglesia de San Marcos, indicó el ministerio del Interior.

El papa copto Teodoro II, que había asistido a las celebraciones del Domingo de Ramos en esa misma iglesia por la mañana, abandonó el templo antes de la explosión, según informó su secretario personal.

Horas antes, un primer atentado dejó 27 muertos y 78 heridos en la iglesia Mar Girgis de Tanta, a 120 kilómetros al norte de El Cairo, en el delta del Nilo.

«La explosión tuvo lugar en las primeras filas, cerca del altar durante la misa», indicó a la AFP el general Tarek Atiya, adjunto del ministro del Interior encargado de las relaciones con la prensa.

Unas imágenes difundidas por el canal de televisión privado Extra News mostraban el suelo y las paredes blancas de la iglesia cubiertos de sangre, así como bancos de madera destrozados.

El EI reivindicó ambos atentados a primera hora de la tarde, meses después de que su rama siria llamara a atacar a «los infieles o apóstatas en Egipto y en todas partes», una forma de señalar a la comunidad copta.

Foto @MiddleEastMnt

Foto @MiddleEastMnt

ISIS se atribuye atentados en Egipto

El Estado Islámico se reivindicó la autoría de las dos explosiones en las iglesias cristianas coptas en las ciudades de Tanta y Alejandría que causaron al menos 38 muertos y decenas de heridos.

«Escuadrones del Estado Islámico llevaron a cabo los ataques contra dos iglesias en Tanta y Alejandría», aseguraba un comunicado difundido por la agencia de noticias Amaq, órgano habitual de comunicación de los yihadistas en las redes sociales, señaló el grupo SITE que monitorea las amenazas extremistas en internet.

EL grupo radical también es responsable  de la explosión que causó 25 muertos el pasado diciembre en el recinto de la catedral copta de San Marcos, en El Cairo, había amenazado en febrero con volver a atentar contra la comunidad cristiana de Egipto.

Egipto: van 38 muertos tras ataques a iglesias

AFP

Dos atentados con bomba reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) causaron al menos 38 muertos y decenas de heridos en dos iglesias coptas en Egipto, en los más sangrientos ataques de los últimos años contra la minoría cristiana de este país.

Un kamikaze perpetró el ataque contra una iglesia de Alejandría (norte) en el que murieron 11 personas y 35 resultaron heridas. El individuo, que llevaba un cinturón de explosivos, se hizo estallar después de que la policía le impidiera entrar en la iglesia de San Marcos, indicó el ministerio del Interior.

El papa copto Teodoro II, que había asistido a las celebraciones del Domingo de Ramos en esa misma iglesia por la mañana, abandonó el templo antes de la explosión, según informó su secretario personal.

Horas antes, un primer atentado dejó 27 muertos y 78 heridos en la iglesia Mar Girgis de Tanta, a 120 kilómetros al norte de El Cairo, en el delta del Nilo.

Ese ataque se produjo sobre las 10:00 (hora local) en el interior de la iglesia, «en las primeras filas, cerca del altar, durante la misa», precisó a la AFP el general Tarek Atiya, adjunto del ministro del Interior encargado de las relaciones con la prensa.

El balance de víctimas empeoró rápidamente, pasando de los 13 muertos anunciados en un primer momento a 27 muertos y 78 heridos, según el ministerio de Salud.

Los servicios de seguridad inspeccionaron los alrededores del templo para asegurarse de que no hubiera más artefactos explosivos, dijo el general Ahmad Deif, gobernador de Gharbia -cuya capital es Tanta- a la televisión Nile News.

Según él, todavía se desconocía la naturaleza del atentado. «O bien fue una bomba situada en el interior de la iglesia, o alguien se hizo explotar», indicó.

Unas imágenes difundidas por el canal de televisión privado Extra News mostraban el suelo y las paredes blancas de la iglesia cubiertos de sangre, así como bancos de madera destrozados.

El EI reivindicó ambos atentados a primera hora de la tarde, meses después de que su rama siria llamara a atacar a «los infieles o apóstatas en Egipto y en todas partes», una forma de señalar a la comunidad copta.

LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN SER SENSIBLES PARA ALGUNAS PERSONAS. SE RECOMIENDA DISCRECIÓN

Ismail condena ataque

El primer ministro Sherif Ismail condenó el atentado de Tanta e insistió en «la determinación del Estado a erradicar semejantes actos terroristas y eliminar de raíz al terrorismo».

Al Azhar, la prestigiosa institución del islam sunita con sede en El Cairo, también condenó ese ataque. «El objetivo de este cobarde ataque terrorista es atentar contra la seguridad y la estabilidad de nuestro Egipto, y la unidad del pueblo egipcio,

Compartir