Compartir

Redacción ejecentral

La disminución de los niveles de agua en las cascadas de Agua Azul en Chiapas se debe al colapso de uno de los bordos del brazo derecho del río que lleva el mismo nombre, el cual alimenta de agua dicho sitio, por lo que gran parte del líquido se ha desviado hacia el otro brazo, informó la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

En un comunicado, el organismo precisó que el colapso del caudal tiene un origen natural y multifactorial, luego de que detectaran un depósito de sedimentos aguas arriba del río Agua Azul, lo que provocó un cambio en la dirección del flujo hacia aguas abajo sobre la margen izquierda.

Asimismo, la Conagua destacó que la alta sismicidad de la zona es otro factor, pues el suelo está compuesto principalmente por roca caliza cárstica, caracterizada por degradarse de manera natural y por ser vulnerable ante la presencia de un sismo, como la del ocurrido el pasado 7 de septiembre en la entidad.

Para reestablecer las condiciones hidráulicas originales del sitio turístico, el organismo realizará trabajos de excavación de un tajo sobre el brazo derecho, específicamente a la altura donde el agua se desvía hacia el brazo izquierdo, cuyo fin será reorientar el flujo a su condición habitual.

Además, restituirá el bordo izquierdo del brazo derecho del río a través de un muro de mampostería envuelto con material filtrante y una capa de suelo que permitirá reestablecer su condición previa.

Por el momento, comenzarán los trabajos de retiro del depósito de sedimentos ubicado aguas arriba sobre el río.

Por su parte, Adrián Méndez, delegado de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) en el estado, y Luis Manuel García Moreno, secretario de Protección Civil de Chiapas, detallaron que el estudio preliminar que se emprendió para conocer las causas de la escasez de agua en el lugar arrojó que también pudo influir la deforestación y posibles cuestiones geológicas.

A su vez, confirmaron que actualmente están en curso más estudios integrales, ambientales y geológicos, con el objetivo de determinar la causa principal del suceso y así hallar una solución.

Desde la semana pasada, los habitantes y visitantes de las cascadas de Agua Azul reportaron una baja considerable en sus niveles de agua. El el agua en el brazo derecho del río descendió alrededor de un metro el pasado 9 de noviembre. (Con información de Notimex / Milenio. Fotos: @ViajeroLibreMX/ Jacob García / Cuartoscuro). KT

Compartir