Compartir

Redacción ejecentral
La guerra en Siria ha dejado más de 331 mil muertos desde que comenzó en marzo de 2011, resultando así en aproximadamente 4365 fallecidos por mes, confirmó en un estudio el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.
De los 331 mil que fallecieron entre marzo del 2011 y julio del 2017, 99 mil 617 eran civiles (18 mil 243 niños y 11 mil 427 mujeres), señaló el director del observatorio, Rami Abdel Rahman, mientras que otras 144 mil han muerto al participar en distintos ejércitos, hayan sido leales al régimen de Bashar al-Assad o de la oposición.
Los ataques aéreos (helicópteros y aviones de guerra)fueron señalados como la causa número uno de muertes, habiéndoles quitando la vida al menos 23 mil 664 civiles; más de 5 mil de ellos eran menores de edad. En segundo lugar en bajas quedaron los centros de detención para prisioneros del régimen, con 14 mil 696 pérdidas de civiles; le siguieron las facciones de oposición con 7 mil 323 muertes y las víctimas del Estado Islámico con 4 mil 317. Sin embargo, el reporte también indica otras 5200 personas secuestradas por la organización civil y de cuyos paraderos no se sabe nada.
Lamentablemente el observatorio señaló debido a la dificultad de llegar a ciertas zonas remotas de Siria y a los obstáculos que presenta el gobierno, estiman que la cantidad total de muertos tenga en realidad, 85 mil más víctimas que las detectadas. AS

Compartir