Compartir

Redacción ejecentral

En una votación dividida en la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), con tres votos a favor y dos en contra, la tercera mayor telefónica de Estados Unidos, T-Mobile US obtuvo una aprobación más para adquirir en 26 mil 500 millones de dólares a su rival Sprint Corp, y así competir con AT&T, la mayor telefónica en la Unión Americana y Verizon Communications, la número dos del mercado.

La aprobación de la FCC se suma al visto bueno de julio pasado del Departamento de Justicia y a la autorización que dio el Comité de Inversión Extranjera, luego de revisar temas de seguridad nacional.

Ahora el único obstáculo para la adquisición que pretende T-Mobile US, propiedad de la japonesa SoftBank, es una demanda de varios estados que buscan bloquear la compra de Sprint Corp.

›Los estados argumentan que la adquisición podría perjudicar a los consumidores porque ante una menor competencia, las tarifas telefónicas aumentarán. Sin embargo, expertos consideran que alcanzará acuerdos con los fiscales generales de 16 estados y el Distrito de Columbia que exigen en la corte el bloqueo para la compra de Sprint, propiedad de la alemana Deutsche Telekom.

La confianza de que llegue a acuerdos extrajudiciales, antes de que inicien los juicios el próximo 9 de diciembre (21 meses después de que anunció la adquisición), es porque la semana pasada alcanzó un convenio con Mississippi. La telefónica se comprometió a que en tres años desplegará una red 5G con cobertura en dos terceras partes de la entidad.

El estado informó que previo a la demanda, T-Mobile US no tenía ningún compromiso con Mississippi y ahora, con el acuerdo, además de la red 5G, la telefónica se comprometió a que al menos en los próximos cinco años ofrecerá a los consumidores paquetes a precios asequibles.

La reconfiguración del mercado

Fuente: Comisión Federal de Comunicaciones

Suma de esfuerzos. Con la unión de T-Mobile US y Sprint, el mercado de las telecomunicaciones podría competir con AT&T. Valor de capitalización  de las empresas  de telefonía (Cifras en dólares)

El precio que pagará por Sprint, equivale más o menos al Producto Interno Bruto (PIB) de Sinaloa, la decimoséptima mayor economía de México. Con esa adquisición, la industria inalámbrica de telecomunicación se reconfigurará.

La fusión obtendrá sinergias estimadas por seis mil millones de dólares (23% del precio de adquisición) por ahorros de administración, combinación de redes, torres de retransmisión y gestión de los puntos de venta, entre otros.

Además, como parte de la autorización del Departamento de Justicia, la empresa combinada tendrá que vender activos a Dish Network Corporation, uno de los mayores proveedores de televisión por satélite, y uno de los mayores rivales comerciales de DirecTV, propiedad de la telefónica AT&T.

T-Mobile US, ya fusionada, tiene la obligación de vender parte de su espectro inalámbrico y el negocio de telefonía móvil de prepago de Sprint: Boost Mobile. Además, deberá permitir la entrada a Dish a una buena parte de red de puntos de venta.

Después de la noticia de la FCC, las acciones de T-Mobile US cerraron la jornada en Wall Street en 80.01 dólares para un valor de capitalización de 68 mil 365 millones de dólares. Ese precio es 31.4% superior al valor de mercado de la telefónica mexicana del empresario Carlos Slim Helú, América Móvil (52 mil 41 millones).

El valor de mercado de AT&T quedó en 276 mil 132 millones de dólares; Verizon en 249 mil 345 millones; Sprint en 26 mil 502 millones y Dish en 17,128 millones de dólares.  

Compartir