FOTO: TRANSCANADA

Compartir

Redacción ejecentral

TransCanada defendió los contratos adquiridos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para la construcción de gasoductos, después que el presidente Andrés Manuel López Obrador criticara la asignación de los mismos.

Transportadora de Gas Natural de la Huasteca, filial de TransCanada, obtuvo dos contratos para la construcción de gasoductos en el sexenio pasado, el primero fue de 283 kilómetros de Tuxpan a Tula, con un valor de 297 millones de dólares.

El segundo fue para construir el gasoducto de Tula a Villa de Reyes de 295 kilómetros y con una inversión de 337 millones de dólares.

La firma rechazó que en los contratos se incluya el pago de subsidios, como lo aseguró el Gobierno federal.

La firma explicó que los contratos de gasoductos con la CFE surgieron bajo un marco legal mexicano, a partir de procesos de licitaciones públicas internacionales, transparentes, abiertas y en línea con los estándares de la industria.

“Estos contratos incluyen previsiones de fuerza mayor que aplican cuando, ya sea la CFE o la compañía constructora de los ductos, se ven impedidas de cumplir con sus obligaciones debido a circunstancias imprevistas fuera de su control. Los pagos recibidos durante estos eventos de fuerza mayor no son ‘multas’ ni ‘subsidios’”, afirmó TransCanada en un comunicado.

Ante el anuncio que hizo la CFE respecto a que todas las empresas serán llamadas para renegociar, la empresa dijo tiene interés por mantener un diálogo para encontrar soluciones a los asuntos que impiden el avance de los proyectos.

En su conferencia mañanera, el presidente dijo que mientras que la Ley de la Industria Eléctrica indica que los contratos firmados con privados deberán respetarse, ninguno de los siete gasoductos está transportando combustible actualmente.

“La incertidumbre social y legal que impera en este estado imposibilita la continuidad de nuestras inversiones. En múltiples ocasiones, grupos sociales han hecho peticiones irracionales, que rayan en la extorsión, y realizan actos fueras de la ley”, precisó la empresa respecto al gasoducto que construyen de Tula-Villa de Reyes.

López Obrador señaló que fue la Comisión Reguladora de Energía (CRE) la causante de estos contratos, pues impuso una obligación privatizadora, la cual señala que se puede arrendar el transporte en gasoductos, pero no ser propietario.EM

Compartir