FOTO: Especial / AFP

Compartir

AFP

WASHINGTON, EU.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, bloqueó el lunes la fusión entre los fabricantes de microprocesadores Broadcom y Qualcomm, alegando motivos de seguridad nacional. Lo que frena una de las mayores operaciones en la industria de la tecnología en la historia, valuada en 117 mil millones de dólares.

Trump emitió una orden prohibiendo la oferta de adquisición de Qualcomm propuesta por Broadcom, en base a recomendaciones del Comité de Inversión Extranjera (CFIUS), que asegura que hay evidencia creíble de que tal acuerdo “amenaza con perjudicar la seguridad nacional de Estados Unidos”, según un comunicado de la Casa Blanca.

La adquisición propuesta de Qualcomm por parte del comprador está prohibida, y cualquier fusión, adquisición o adquisición sustancialmente equivalente, ya sea realizada directa o indirectamente, también está prohibida”, señala la orden ejecutiva firmada por Trump.

El presidente de EU ordenó a Broadcom y Qualcomm que “abandonen de forma inmediata y permanente la propuesta de compra”. Asimismo, se exige a ambas compañías que notifiquen por escrito a CFIUS haber seguido todos los aspectos de la orden.

La orden llegó a pesar de que Broadcom había asegurado que mudaría su sede de Singapur a Estados Unidos a principios de abril, antes de una votación de accionistas de Qualcomm sobre un acuerdo de compra por 117 mil millones de dólares, lo que significa que cualquier preocupación sobre la seguridad nacional era discutible.

La propuesta de compra “siempre ha estado supeditada a la conclusión del plan previo de Broadcom de cambiar de domicilio”, había dicho la compañía en un comunicado.

“En resumen, las preocupaciones de seguridad nacional de Estados Unidos no pueden ser consideradas como un riesgo sobre la suerte de la fusión, ya que Broadcom no planea adquirir Qualcomm antes de completar la mudanza”, agregó.

El Departamento del Tesoro dijo en una carta el fin de semana que en tres ocasiones distintas Broadcom violó una orden del CFIUS, al no dar aviso antes de tomar medidas como la presentación de declaraciones de seguridad relacionadas con adquisiciones en EU.

Una investigación de CFIUS sobre la propuesta de adquisición “confirmó” preocupaciones de seguridad nacional previamente identificadas por funcionarios estadounidenses, según el comunicado.

Qualcomm, que fabrica la mayoría de los microprocesadores para teléfonos inteligentes del mundo, pospuso para el 5 de abril una reunión anual de accionistas luego de solicitar en secreto una revisión de seguridad nacional de la oferta de Broadcom.

CFIUS señaló que una fusión entre ambas firmas podría debilitar el liderazgo de Qualcomm en el campo.

Esto probablemente ayudaría a los competidores chinos, como la empresa de telecomunicaciones Huawei, particularmente en la emergente red inalámbrica 5G, donde una China más fuerte podría representar un problema de seguridad nacional. EC

Compartir