Compartir

Redacción ejecentral

WASHINGTON, EU.- Donald Trump Jr., el hijo mayor del presidente de Estados Unidos, estuvo en comunicación durante la campaña presidencial de 2016 vía Twitter con WikiLeaks y hasta julio pasado, reveló este lunes la revista The Atlantic.

Tras conocerse los mensajes, el hijo mayor de Donald Trump divulgó los mensajes que intercambió con la organización internacional dedicada a las filtraciones, luego de que reportes de prensa sugirieran que se alió en secreto con este grupo que publicó correos electrónicos de la campaña de Hillary Clinton y queque la comunidad de inteligencia de Estados Unidos concluyó que fueron robados por hackers rusos.

El reporte detalló varios de los mensajes directos entre WikiLeaks y Donald Trump Jr., que incluyen solicitudes para enviar tuits que resaltan el trabajo de la organización internacional dedicada a la filtración de información.

La publicación estadounidense tuvo acceso a una serie de mensajes entre Trump Jr. y la organización, que fueron entregados por el hijo del mandatario al Comité Especial del Congreso que investiga la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016.

Si bien, Trump Jr. no respondió a muchas de los mensajes, enviados por mensaje directo de Twitter, si alertó a los principales asesores de la campaña de su padre, incluido su cuñado Jared Kushner, de acuerdo con dos personas familiarizadas con los intercambios.

De acuerdo a los registros, fue a media noche del 20 de septiembre de 2016 que la cuenta de Wikileaks contactó al hijo del Presidente de EU vía mensaje directo.

El sitio anti Trump putintrump.org operado PAC (Comité de Acción Política, por sus siglas en inglés) está a punto de lanzarse”, advirtió WikiLeaks a Trump Jr. “Es un PAC reciclado a favor de la guerra de Irak. Hemos adivinado la contraseña. Es ‘putintrump’. Ver ‘About’ para averiguar quién está detrás de esto. ¿Algún comentario?”, finalizó el mensaje.

El hijo del presidente respondió al día siguiente que no estaba al tanto del grupo que estaba detrás del sitio web, pero agregó que “buscaría información”, según un correo electrónico al que también tuvo acceso The Wall Street Journal, y agregó: “Gracias”.

Posteriormente, reenvió el correo electrónico a los principales asistentes de campaña, incluido el entonces jefe ejecutivo de la campaña Steve Bannon, la directora de campaña Kellyanne Conway, el asesor principal Jared Kushner y el director digital Brad Parscale, según el correo electrónico visto por The Journal. “¿Conocen a la gente mencionada y cuál podría ser la conspiración que están buscando?”, preguntó Trump Jr en aquella comunicación al staff de la campaña.

Trump Jr. sólo respondió tres veces agradeciendo la información sobre la web anti-Trump, haciendo un leve comentario sobre Clinton y, en octubre de 2016, antes de las revelaciones de WikiLeaks sobre la candidata republicana, pregunta: ¿Qué hay detrás de estas filtraciones de las que sigo leyendo?.

Publica cadena de mensajes por Twitter

Donald Trump Jr. publicó, según dijo, la cadena “completa” de mensajes privados por Twitter que intercambió con la plataforma WikiLeaks entre septiembre de 2016 y julio pasado.

En los mensajes, WikiLeaks busca proveer información a la campaña presidencial de Trump padre y de reforzar el impacto de sus publicaciones sobre Clinton. La plataforma le cuenta de una nueva página de internet anti-Trump, le insta a que su padre tuitee sobre Clinton y le aconseja que si el entonces candidato republicano perdía la elección, impugnara los resultados.

“WikiLeaks puede ser muy eficaz para convencer incluso a gente de alto perfil que es de su propio interés promover enlaces a sus publicaciones”, dijo en Twitter el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, al explicar que los mensajes del grupo eran parte de sus esfuerzos de promocionarse.

Demócratas piden se den más datos 

Los demócratas reaccionaron rápidamente al informe, diciendo que Trump Jr. debería proporcionar más información.

El congresista demócrata Adam Schiff dice que el informe “demuestra una vez más la disposición de los niveles más altos de la campaña de Trump para aceptar la ayuda extranjera”, mientras que el senador demócrata Richard Blumenthal dice que el Comité Judicial del Senado debe citar los documentos y obligar a Trump Jr. a declarar.

WikiLeaks, que se autodenomina como un grupo antisecretos, fue descrito en abril pasado por el director de la CIA, Mike Pompeo, como un “servicio de inteligencia hostil no estatal a menudo instigado por actores estatales como Rusia”.

Los mensajes están siendo evaluados por los congresistas que investigan el llamado Rusiagate  o injerencia rusa en los comicios presidenciales y no son los primeros que poner la lupa sobre Trump Jr.

En abril, el grupo sugirió que al hijo del mandatario entregar correos electrónicos sobre una reunión que mantuvo con un abogado ruso, quien está en el centro de una investigación federal sobre la posible colusión entre la campaña de Trump y Rusia.  (Con información de The Wall Street Journal y Washington Post) EC

Compartir