Foto: Diego Simón/Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral


El presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que la próxima semana dará a conocer lo que llaman ya en su gabinete “el nuevo sistema aeroportuario de México”, y dicen los que saben que podría salir muy bien librado, sólo que veremos algunas sorpresas. Resulta que los proyectos de ampliación en el viejo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México ya comenzaron y se irán sumando las obras a lo largo de los próximos dos años, lo que permitirá aumentar la capacidad en más de 25 slots. Hasta el hangar presidencial servirá de zona de embarque y desembarque de pasajeros, pues al fin ya no se usa. Eso sí, la imagen de ese aeropuerto de los años 50 no cambiará, pero aseguran que será muy funcional, con todos los servicios operando y permitirá el manejo de unos 60 millones de pasajeros al año a partir de 2021, sin que sufran retrasos. Uno de los puntos interesantes es que Santa Lucía no tendrá el mismo despegue. De hecho, aún se duda de que se habilite como el Presidente y el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, originalmente planeaban.

Compartir