Compartir

Elías Aguilar García

La suma de las preferencias que registran los candidatos que se encuentran en segundo y tercer lugares de la actual contienda presidencial —Ricardo Anaya y José Antonio Meade— sería suficiente para acercarse y, en todo caso, superar al puntero de la contienda presidencial de 2018: Andrés Manuel López Obrador.

ilustracionWEB

Este es el supuesto que ha motivado la solicitud para que decline uno de los candidatos, pues un sector de la iniciativa privada, aparentemente, presionó a José Antonio Meade y Margarita Zavala para que declinaran a favor de Ricardo Anaya Cortés con el fin de frenar al abanderado de Morena.

Para analizar la validez de este supuesto hay tres preguntas: ¿qué tanto ganan los candidatos ante la declinación de uno o más de los contendientes?, ¿a quién le quitan votos los candidatos que crecen en las preferencias?, ¿por qué el crecimiento de Andrés Manuel López Obrador?

El análisis toma datos de una encuesta telefónica nacional con una muestra de 600 entrevistas entre electores con credencial para votar, cuyo trabajo de campo se realizó el 5 y 6 de mayo, expresamente financiada por Indicadores SC y ejecentral.

¿Qué tanto ganan los candidatos ante la declinación de alguno de los contendientes?

La declinación de alguno de los competidores hacia Andrés Manuel López Obrador no resulta en la suma literal de los votos que registran antes de la declinación ni tampoco en una contienda más competitiva, al contrario, la distancia entre el primero y segundo lugar se amplía.

›En la encuesta telefónica, cuando preguntamos por cuál candidato votarían en caso de que fueran las elecciones en ese momento, los resultados favorecen en primer lugar a López Obrador con 47% de la intención de voto; en segundo lugar a Ricardo Anaya con 34%; en tercer lugar, José Antonio Meade con 14%; en cuarto lugar, Margarita Zavala con 4% y Jaime Rodríguez El Bronco con uno por ciento.

En este escenario, la diferencia entre el primero y segundo lugar corresponde a 13.1%, por lo que es la más competida en los distintas circunstancias de votación por declinación de candidatos.

Todas las declinaciones le suman votos al candidato de Morena, la declinación de Meade y Zavala le significa una intención de voto de 58% a favor de Andrés Manuel López Obrador contra 29% del panista Ricardo Anaya, una distancia de 29%, es decir una proporción de dos a uno.

La declinación de Ricardo Anaya le da una preferencia de voto de 57.5% a favor del morenista contra 20% de José Antonio Meade, 6% de Zavala, 0.5% de El Bronco y 15.8% que no declara, una distancia de 37.5% entre el primero y segundo lugar. Incluso en el supuesto de la declinación de todos los candidatos a favor de Ricardo Anaya le da una distancia de 22.4% a favor del morenista.

Las declinaciones de uno más de los contendientes le significaría más votos a Andrés Manuel López Obrador y una mayor distancia entre al primero y segundo lugar en la contienda presidencial, lo que señala que el supuesto que motiva las expresiones para que el tercer lugar en las encuestas decline y quien ocupe el segundo se acerque o rebase al candidato morenista no es del todo cierta, sino que lo fortalecería.

grafs-WEB

¿A quién le quitan votos los candidatos que crecen en las preferencias?

La declinación de Meade transfiere más votos a López Obrador que a Ricardo Anaya. De los 14.1% de la intención de voto del candidato tricolor, 4.7% se transfiere hacia López Obrador, 2.9% a Anaya, 2.2% a Zavala, 0.5% a El Bronco y 3.8% no declara alguna preferencia.

Y no sólo se da la transferencia de votos de Meade hacia otros candidatos, también se da entre los demás candidatos, para ejemplificar este fenómeno describo los casos de los candidatos de Morena y la alianza Por México al Frente.

López Obrador pierde 3.5% de la intención de voto que registra previa a la supuesta declinación del candidato tricolor: 2.2% se transfiere a Anaya, 0.5% a Zavala, 0.4% a El Bronco y 0.4% que no declara preferencia. Mientras que gana 9.4%, 4.7% de Meade y 4.7% de Anaya. La suma y resta de preferencia por la supuesta declinación de Meade da a López Obrador un balance positivo de +5.9%.

Por su parte, Ricardo Anaya pierde 14.1% de la intención de voto que registra previa a la supuesta declinación de Meade: 4.7% con López Obrador, 2.4% con Zavala, 0.4% con El Bronco y 6.6% que no declara preferencia posterior a la declinación. Mientras que gana 6.3%: 2.9% del candidato priista, 2.2% de López Obrador, 0.7% de Zavala y 0.5% de El Bronco.

El resultado de la transferencia de votos es un balance negativo de 6.3%  para Ricardo Anaya.

grafs-WEB2

El crecimiento de López Obrador

Las declinaciones en el actual proceso electoral no significa la suma literal de los votos de quien en declina a favor de otro contendiente entre otras razones porque representan distintos temas que guían las preferencias de los electores.

En la encuesta telefónica pedimos a los entrevistados que asociaran una serie de temas positivos y negativos con los candidatos de la contienda para constatar qué tanto éstos temas que se han discutido en la agenda pública representan una razón de voto o de rechazo para los contendientes. El resultado es revelador: todos los temas positivos se asocian con López Obrador, incluso aquellos que forman parte de las campañas de miedo o negativos en contra del abanderado morenista.

›En los temas positivos, los electores asocian con López Obrador más cambios en México (54%), menos corrupción (49%), más empleos mejor pagados (49%), mejor seguridad (49%), mejor economía para las familias (48%) y mejora en la educación pública (47 por ciento).

En los temas negativos, la atribución más alta es hacia el candidato tricolor: más corrupción (48%), riesgo para la economía del país (37%) y peor seguridad (47%).   

El candidato de Por México al Frente, Ricardo Anaya, se ubica en segundo lugar en temas positivos y destaca mejor educación pública (34%), mejor economía familiar (33%) y empleos mejor pagados (32%), entre otros.

La atribución de los temas hacia los candidatos muestra, por un lado, que los asuntos positivos se asocian con el candidato de Morena, como lo son el cambio, la disminución de la corrupción y la generación de empleos mejor pagados.

voto en el extranjero. La encuestadora Latino Decisions refirió en su último estudio que 29% de los mexicanos que residen en EU apoyan a López Obrador, mientras que Ricardo Anaya con 6%, aunque Meade obtuvo tres por ciento.

Y, por otro lado, que los temas negativos que hipotéticamente le afectan incluso forman parte de la campaña negativa de sus adversarios y se asocian más con ellos que hacia López Obrador. Estos son los casos de la calidad de la educación pública que supuestamente empeoraría por la pretensión del morenista de echar abajo la reforma educativa y aquella de poner en riesgo la economía nacional.

Los datos sugieren que una declinación no resultaría en la suma automática de los votos, pues son guiados por temas que representan las distintas candidaturas, y que éstos no se suman de manera automática.

El candidato Andrés Manuel López Obrador ha tenido éxito en hablar en los mismos términos que la mayoría de los electores del país, eso lo blinda ante los ataques de sus adversarios y las eventuales declinaciones que se han propuesto hasta el momento.

grafs-WEB3

Compartir