Fotos: Twitter @UNICEFMexico

Compartir

Redacción ejecentral

La agencia de migración de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señaló que de 2014 a la fecha, en promedio, un niño migrante muere al haciendo peligrosas travesías a través de lugares como el Mediterráneo o la frontera entre México y Estados Unidos.

De acuerdo con el informe “Travesías Mortales” de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en dicho periodo de tiempo cerca de mil 600 niños migrantes han fallecido.

Datos de la OIM apuntan que algunos de estos menores tenían tan solo seis meses de edad cuando murieron.

Aunque en general el reporte se enfoca en niños migrantes desaparecidos y dice que un número cada vez mayor de niños se aventura a las travesías peligrosas. La organización también lamenta la falta de datos sobre niños migrantes.​

Sin embargo, OIM puntualizó que desde 2014 se ha registrado un número cada vez mayor de muertes en la frontera México-Estados Unidos, que ascienden a un total de mil 907 en cinco años.

“La mayoría de las muertes de migrantes en América Central ocurren en México, con 576 muertes registradas entre 2014 y 2018”, indica “Travesías Mortales”.

Además, desde 2014 el Mediterráneo sigue siendo el cruce más mortal, con 17 mil 900 personas.

La agencia de ONU destacó que entre 2017 y 2018, el número de muertes y desapariciones registradas por la OIM en todo el mundo se redujo significativamente, de 6 mil 279 a 4 mil 734.

“La razón principal de esta caída se debe probablemente a que  disminución del número de migrantes que utilizan la ruta del Mediterráneo Central para llegar a Europa”, señala el informe.

NR

Compartir