Foto: Diego Simón /Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

El uso prolongado del teléfono celular está asociado a lesiones osteomusculares importantes, advirtió Mauricio Ravelo Izquierdo, académico de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) León de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La tendinitis de Quervain y el denominado text neck o dolor de cuello por textear están vinculadas con el uso excesivo de los celulares dijo Ravelo Iazquierdo.

El primer síntoma es un dolor, al principio leve, que si no se atiende puede convertirse en muy intenso al punto de hacer imposible mover el área inflamada, lo cual a su vez puede ocasionar un aumento de temperatura y cambio de coloración por la inflamación, señaló el académico.

Dolor desde el pulgar, hasta la parte media del antebrazo son señales de alerta para quienes padecen de tendinitis de Quervain.

Malestares en la nuca hasta la parte trasera de los hombros, que puede degenerar hasta lesiones en las terminaciones nerviosas que emergen de la columna cervical, son las afectaciones provocadas por el text neck.

Estos padecimientos se encuentran vinculados principalmente con el uso indiscriminado del celular, debido a que las pantallas son pequeñas y en consecuencia el teclado también. De manera que los movimientos finos de los pulgares hacen que los tendones en conjunto se puedan inflamar.

El académico de la UNAM indicó que una de las profesiones más castigada con este padecimiento son los reporteros, pues  escriben sus notas en su smartphone; esto les puede llevar más de una hora, pero si lo hacen diario y más de una vez al día llegará el momento en que se les inflamarán los tendones o presentarán rigidez en los músculos del cuello, dolor de hombros y cabeza. NR

Compartir