Compartir

AFP

La Policía Metropolitana de Washington irrumpió en la embajada venezolana tras romper los candados de sus puertas, en un intento por desalojar a activistas que ocuparon desde abril el edificio, quienes intentan impedir que ingrese el representante de la oposición, Carlos Vecchio.

Los agentes se retiraron de inmediato y el Colectivo de Protectores de la Embajada, como se denomina el grupo de activistas, permanece dentro de la sede diplomática venezolana en la capital estadunidense, informó la cadena Telesur.

Los manifestantes dentro y fuera del edificio rechazaron la agresión, que consideraron transgrede la Convención de Viena, y que tiene por objetivo la «entrega ilegal» de la sede a dirigentes de la oposición, como parte del «golpe de Estado continuado» contra el gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro.

El documento del desalojo entregado por la policía, sin membretes ni firma, indicaba que el gobierno de Estados Unidos reconoce como embajador al diplomático Carlos Vecchio, representante del líder opositor Juan Guaidó, autoproclamado presidente de Venezuela.

Según los agentes policiales de Estados Unidos, la acción atendería a órdenes de Vecchio para desalojar a todas las personas dentro de la embajada venezolana.

«Cualquier persona que se rehúse a obedecer con las exigencias y órdenes de desalojar la propiedad estará violando la ley federal y del distrito de Columbia, y podría ser arrestado y procesado criminalmente», de acuerdo con el documento policial.

No obstante, el Colectivo de Protección de la Embajada publicó un video para establecer que se trata de «una estafa, ellos son los que deberían ser arrestados, pero estoy orgullosa de haber sido capaz de proteger esta embajada durante los días que estuvimos aquí».

Añadió que la pelea «no ha terminado y nos iremos sabiendo que hicimos lo posible para resistir esta agresión del imperialismo y violación de la Convención de Viena».

Otro miembro del colectivo aseveró que «esto se conocerá en la historia como un gran error del Imperio de Estados Unidos, y añadió que «al violar la Convención de Viena, Estados Undios envía un mensaje al mundo de que las embajadas en Washington no están protegidas por la ley internacional».

Compartir