Foto: AFP

Compartir

AFP

La plataforma de videos en línea, YouTube, anunció este jueves que tomó medidas contra una amplia campaña de propaganda dirigida por las autoridades chinas, en las redes sociales, para desacreditar la movilización a favor de reformas democráticas en Hong Kong. 

YouTube desactivó 210 canales tras descubrir que actuaron de «forma coordinada publicando en internet vídeos relacionados con las manifestaciones actuales en Hong Kong», explicó Shane Huntley, analista encargado de la seguridad en el grupo Google, propietario de la plataforma de video. 

Otros dos gigantes tecnológicos estadounidenses, Twitter y Facebook, acusaron de la misma situación a China el lunes. También cerraron un millar de cuentas activas vinculadas con esa supuesta campaña de desinformación. 

«Hemos descubierto la utilización de VPN (redes virtuales que permiten disimular el origen geográfico de las conexiones a internet) y otros métodos para ocultar el origen de esas cuentas», explicó Huntley. 

Hong Kong, una región semiautónoma del sur de China, vive desde junio su mayor crisis política, con manifestaciones y otras acciones casi diarias para pedir más libertades. 

La movilización provocó enfrentamientos entre militantes radicales y fuerzas de seguridad en las últimas semanas, que llevaron al gobierno central chino a amenazar con una intervención directa. 

Oficialmente, Pekín no interviene en la crisis y deja que el gobierno local hongkonés se encargue de ella. 

Pero el gobierno chino hace importantes esfuerzos para tratar de influenciar la opinión pública, afirman Twitter, Facebook y Google. 

El ministerio chino de Relaciones Exteriores dijo que «no está al corriente de la situación». 

ES DE INTERÉS

Compartir