Compartir

ejecentral

alemania

Fiscales alemanes dijeron que habían arrestado a dos hombres sospechosos de apoyar al grupo extremista Estado Islámico y registró las viviendas de varios otros.

Fiscales federales dijeron que las dos personas fueron arrestadas el sábado en la ciudad de Aachen, en el oeste del país. Fueron identificados solo como el ciudadano tunecino Kamel Ben Yahia S. y Yusup G., de nacionalidad rusa, por las leyes de privacidad germanas.

El tunecino está acusado de proporcionar ropa por valor de más de mil 100 euros  y otros 3 mil 400 euros en efectivo a Estado Islámico, y de ayudar a un joven de 17 años a viajar de incógnito entre Alemania y Siria para unirse a las filas del grupo. El ruso está acusado de participar en el viaje.

Se estima que, junto el detenido ruso y al resto de presuntos simpatizantes, proporcionaron material diverso, ropa militar y botas al EI por valor de unos 130 mil euros.

Las detenciones y registros se producen en plena intensificación de las medidas impulsadas por las autoridades alemanas contra los islamistas que, desde el país, tratan de unirse al EI.

Los responsables de Interior de los estados federados y del gobierno federal anunciaron ayer un plan para retirar el carné de identidad a quienes pretendan salir del país para sumarse al EI.

Las autoridades alemanas calculan que al menos 450 radicales han salido en los últimos meses del país en dirección a Irak y Siria.

El ministro del Interior, Thomas de Maizière, admitió la existencia de «lagunas» en la legislación actual que permiten a esos islamistas unirse al EI, ya que en ocasiones no parten directamente de Alemania hacia esos países sino que pasan por otras ciudades europeas a las que pueden llegar sólo con su carné de identidad.

 
Junto al peligro de que se unan al yihadismo en el norte de Irak y Siria, esos individuos suponen un peligro para la seguridad de Alemania, en caso de que regresen al país después de haber recibido instrucción en campamentos del EI.

Las autoridades alemanas tienen abiertas diligencias contra más de 200 presuntos activistas del EI en el país.

El pasado septiembre el departamento de Interior prohibió las actividades del EI, lo que convirtió en delito la exhibición de sus símbolos y distintivos, la recogida de fondos para la organización yihadista o el proselitismo en internet.

vía EFE

Compartir