FOTO: CUARTOSCURO

Compartir

Redacción ejecentral

Michelle Bachelet, alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) aseguró que la información es un derecho humano y que aquellas personas que no tienen derecho a ella son vulnerables, esto en el contexto de la pandemia de Covid-19.

De acuerdo con la alta comisionada de la ONU-DH, en muchos países de la región de las Américas los mandatarios optaron por emitir decretos para concederse atribuciones o limitar libertades para la población y, en otros casos, incluso este recurso es usado para limitar incluso la libertad de expresión o de prensa.

En conferencia remota, Bachelet advirtió que en Latinoamérica se perciben excesos en medidas ante la emergencia, mismos que vulneran los derechos más básicos de la población como lo es el del libre tránsito.

Si bien durante su exposición la también ex presidenta de Chile no enunció a los países que han incurrido en estas violaciones a los derechos humanos, señaló que en muchos países se optó por la implementación de toques de queda que son controlados por las fuerzas de seguridad, quienes en muchas ocasiones hacen un excesivo uso de la fuerza.

Recordó que la región ya atravesaba por procesos complejos en términos económicos y sociales, y esta pandemia hará que estos se agraven. En ese contexto, previó un incremento de protestas sociales que podrían ser reprimidas mediante el uso de la fuerza pública.

Ante ello, hizo un llamado a los gobiernos de los países y a organismos internacionales para trabajar en medidas que permitan que la sociedad sea atendida en términos de desigualdad, pobreza, desempleo, hambruna e inseguridad durante la pandemia, de lo contrario el pronóstico podría ser desfavorable.

En un balance de la situación en distintos países de la región, la alta comisionada de la ONU-DH señaló que algunos países han violentado los derechos humanos y civiles, y en algunos de ellos, especialmente en Nicaragua y Venezuela, la democracia también ha sido puesta en duda.

Para el caso mexicano, Bachelet expresó su preocupación por el asesinato de defensores de derechos humanos y periodistas. En Brasil y Bolivia, destacó la polarización política, pero para el primer caso, abundó en que se debe tener especial atención en el regreso de los militares al poder.  CJG

Compartir