Compartir

Redacción ejecentral

Un par de días antes de que iniciara el segundo round del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Andrés Manuel López Obrador, dijo que la modernización debería suspenderse hasta las elecciones del país el próximo año y advirtió que si gana las elecciones presidenciales de 2018, renegociará cualquier acuerdo que perjudique los intereses de México.

En entrevista para The Wall Street Journal (WSJ) el líder de Morena sostuvo que no es conveniente perseguir un acuerdo bajo presión y dijo que cualquier tratado comercial injusto puede ser revisado por quien gobierne.

Añadió que las conversaciones, cuya segunda ronda tiene lugar en México, se harán más difíciles para el gobierno mexicano cuanto más cerca esté la votación presidencial, ya que los temas en juego se convierten en forraje de campaña.

«Deberían esperar, y al final será así, porque no tendrán tiempo suficiente» para concluir un trato, apuntó.

Sobre la negociación, el tabasqueño dijo que México debería rechazar los intentos de Estados Unidos de imponer barreras al comercio en las renegociaciones del TLCAN y tratar de mantener su acceso preferencial a los mercados estadounidenses.

Pese a que en los últimos meses ha adoptado una visión más positiva sobre el Tratado, AMLO, ha criticado en reiteradas ocasiones las políticas económicas de mercado libre de México.

En su entrevista con WSJ aseguró que auditará todas las licitaciones del sector energético otorgadas a empresas privadas bajo la «Reforma Energética» de Enrique Peña Nieto. De llegar a presidente, dijo, su administración no concedería nuevas licencias.

«Vamos a auditar contratos, ver cómo se hicieron y asegurarse de que no hubo corrupción involucrados», advirtió López Obrador.

De igual forma dijo que no aceptará contratos que pongan en desventaja a México y que lo despoje de sus ingresos: «Yo estoy a favor de la inversión extranjera, pero no voy a permitir que los intereses del país se vean afectados».

Durante su conversación con el diario estadunidense, López Obrador dijo también que e TLCAN debe incluir las cuestiones de migración.

The WSJ señala que las preocupaciones sobre la perspectiva de crecimiento de México y el futuro del Tratado podrían intensificarse si López Obrador mantiene su liderazgo; la última encuesta muestra de economistas privados realizada por el Banco de México muestra que la incertidumbre política se considera uno de los principales obstáculos potenciales del crecimiento.

Moody’s Investors Service dijo el miércoles que, dada la oposición de López Obrador a las reformas económicas de México, las elecciones podrían ser un mayor riesgo para la economía que una renegociación del TLCAN.

Una victoria de López Obrador podría retrasar parcialmente la inversión privada en energía, por ejemplo, mientras  que es poco probable que la renegociación del TLC interrumpa el comercio, dijo la firma de calificaciones. (Foto: Gabriela Pérez/ Cuartoscuro).

Compartir