Compartir

Jonathan Nácar

Considerando que 2020 fue un año particularmente difícil en materia de derechos humanos en el mundo, en gran medida a causa de la pandemia de Covid-19, en el caso de México las expectativas para este año no resultan alentadoras. “No estamos en las mejores condiciones para mejorar”, advirtió Tania Reneaum Panszi, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México.

En entrevista con ejecentral respecto al Informe 2020/21 que el organismo internacional presentó este miércoles sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, la activista destacó que entre las preocupaciones generadas durante 2020 y que parecen tener continuidad en este año se encuentra el uso de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad, particularmente de las policías en el ámbito local.

“Cuando hablamos del Estado mexicano hablamos también de las entidades federativas y vemos una preocupante tendencia en el uso de la fuerza. Lo vemos en las protestas de mujeres cómo ha reaccionado la policía haciendo uso excesivo de la fuerza, y además violentando directamente a las personas detenidas. Lo que está ocurriendo en este ámbito de las policías preocupa de sobremanera y es un tema que no se le puede quitar la vista”, subrayó Reneaum Panszi.

Respecto a lo que se documentó en el caso mexicano en el informe señaló que además de que quedó evidenciada la debilidad institucional del gobierno por garantizar los servicios de salud robustos y gratuitos, así como en brindar los equipos de protección personal al personal de salud, hubo una serie de hechos que resultaron igual de preocupantes, entre los cuales destacó: el aumento de las violencias contras las mujeres y niñas; ataques y descalificaciones contra periodistas y personas defensoras de derechos humanos; así como la serie de abusos, omisiones e incluso ejecuciones extrajudiciales por parte de cuerpos policiales y las Fuerzas Armadas.

“Seguimos viendo, especialmente en el ámbito local, tensiones muy preocupantes con los derechos de la ciudadanía y la relación con la policía; el acceso a la procuración de justicia sigue siendo un enorme pendiente, lo vemos cuando hemos documentado casos de feminicidio, de cómo se pierden evidencias, se hacen análisis muy pobres del contexto, y vemos también cómo no se reduce la tendencia de la desaparición de personas”, reiteró Tania Reneaum. 

Compartir