Compartir

Bet Birai Nieto

Tras la irrupción de la pandemia por coronavirus los bienes de consumo de lujo han cambiado en el mundo. 

De acuerdo con el más reciente informe Global Wealth and Lifestyle 2021 del banco Julius Baer, para siete de cada 10 de los países desarrollados y en desarrollo, los niveles de bienes y servicios de lujo han tenido resistencia frente a la crisis económica ante la irrupción del coronavirus.

Un ejemplo de ello está en Asia, donde se ubican las tres ciudades catalogadas como las más caras del mundo: Shanghai, Tokio y Hong Kong. Por ejemplo, en la capital de Japón el mercado de artículos de lujo alcanzó un valor de 27 mil millones de dólares en 2020 y se proyecta que podría colocarse con 36 mil 200 millones de dólares hacia 2025. Esto se debe a que las economías asiáticas lograron una rápida recuperación durante la pandemia de Covid-19; incluso China fue la única gran economía mundial que creció en 2020.

Ahora, en el continente americano tres ciudades se ubican entre las 25 más asequibles para llevar un estilo de vida de lujo: la Ciudad de México, en el sitio 23; Vancouver en la posición 24 y Nueva York, Estados Unidos, que se colocó dentro del top 10. Justo esta última metrópoli, según lo explica el análisis de Julius Baer, es el sitio más caro para la atención médica. Esto contrasta con la tecnología personal que se mantiene asequible, ya que la unión americana es el hogar de muchos de los titanes tecnológicos del mundo.

Al respecto, el informe explica que esto se debe a la caída del precio de los dólares estadounidenses y canadienses frente a otras monedas importantes, además de una fuerte devaluación de las monedas en América Latina. 

Al final de esta lista, el continente africano alberga a la metrópoli donde es más económico ser rico: Johannesburgo, Sudáfrica; mientras que casi a mitad de la tabla se encuentra Barcelona en el puesto 15.

El índice de Julius Baer toma una canasta de bienes y servicios que reflejan el estilo de vida de las personas adineradas de todo el mundo, que van desde propiedades residenciales hasta cirugías oculares con láser en 25 ciudades clave.

Otro aspecto relevante del informe es que se ha vuelto 1% más caro llevar este estilo de vida en 2020, ya que las personas con este poder adquisitivo tuvieron elecciones conscientes como precios más justos para los productores de artículos.

Según Nicolas de Skowronski, jefe de Soluciones de Gestión Patrimonial y Miembro de las Juntas Ejecutivas de Julius Baer “los datos apuntan a dos conclusiones claras para aquellos que buscan preservar su riqueza. El primero es invertir; la inflación y otros factores como los tipos de cambio y las regulaciones locales juegan un papel importante y, en segundo lugar, adoptar las estrategias de planificación y gestión son fundamentales para evitar una erosión de la riqueza”.  

el dato. En China, 78% del gasto de lujo en la actualidad proviene de clientes menores de 35 años.

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir