Ilustración: Freepik

Compartir

Bet Birai Nieto

La contaminación del aire ya es una crisis mundial de salud pública. Cada año mata a siete millones de personas y agrava otros padecimientos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

De acuerdo con la organización Green Peace, la reducción de las emisiones globales de calor es la mejor manera de limpiar nuestros cielos y evitar muertes evitables relacionadas con este fenómeno.

Pero según el Reporte mundial de la calidad del aire de la organización suiza IQAir, de 2018 a 2019 tan sólo cinco países del mundo —de un universo de 10 de las más contaminadas y 10 de las que menos contaminación tuvieron— lograron bajar sus índices de polución por partículas (PM2.5), aunque el informe tomó en cuenta a 98 naciones.

Así, los países ubicados en Asia, particularmente Bangladés, Pakistán, Mongolia, Afganistán, India, Indonesia, Baréin, Nepal y Uzbekistán se han ubicado entre los 10 primeros lugares del reporte por su pésima calidad del aire. En este conteo Mongolia, Indonesia y Uzbekistán lograron bajar las emisiones de sus partículas PM2.5.

PM2.5 es una partícula fina que se encuentra en el humo y la neblina; puede emitirse desde incendios forestales o gases emanados de industrias. Están asociadas con enfermedades cardíacas y respiratorias.

El caso contrario sucede en los países con mayor desarrollo en su industria verde, por ejemplo, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Noruega, Suecia, Estonia, Finlandia, Islandia, Islas Vírgenes y Bahamas. Aquí la emisión de sus partículas es la más baja del mundo; sin embargo, algo muy interesante ocurrió: en seis de ellos se incrementaron sus índices de contaminación, esto ocurrió en Canadá, Nueva Zelanda, Noruega, Suecia, Estonia y Finlandia. Sólo Australia e Islandia lograron reducir realmente sus índices.

En cuanto a México, sus niveles de contaminación aumentaron 27 décimas de 2018 a  2019, de acuerdo con el reporte, ubicándolo en el lugar 48 del informe mundial. 

Sin datos de 2019

  • Iraq
  • Islas Vírgenes
  • Bahamas

Fuente: IQAir

Compartir