Compartir

Bet Birai Nieto

Pagar una membresía no significa que una persona vaya al gimnasio con frecuencia, pero el gasto que hacen sus consumidores alrededor del mundo representa casi 828 mil millones de dólares en el mercado del bienestar físico.

Por eso no sorprende que 190 millones de personas sean miembros de gimnasios privados e instalaciones de acondicionamiento físico en al menos en 211 países, según el estudio Move to be well de la asociación Economía del Bienestar Global (GWE, por sus siglas en inglés).

Es Estados Unidos, el país con el mayor nivel de obesidad en el mundo —con más de 68 millones de personas en esa condición—, el tamaño del mercado es de 37 mil millones de dólares, que corresponde a un grado de aprovechamiento de los recursos laborales reales y potenciales disponibles (tasa de participación) de 29.3%, por lo que se coloca como el más grande del mundo.

En esta línea, muchos de los países que le siguen a la Unión Americana y que tienen a más personas inscritas en algún gimnasio pertenecen a las economías más ricas: Reino Unido, Alemania, Japón, cuyo tamaño en el mercado representa 6.3, 6.1 y 5.6 mil millones de dólares, respectivamente. La tasa de participación de esos tres países es de 17.3%, 16.5% y 7.8%, cada uno.

›En el caso de Latinoamérica, Brasil y México son los países con un potencial de mercado de 2.0 y 1.8 mil millones de dólares, y una tasa de participación de 6.2, 4.3 y 5.1%, respectivamente.

México tienen un gran potencial crecimiento, si consideramos sus niveles de obesidad. Ocupa el segundo lugar en el mundo con 48.6 millones de personas con problemas de peso.

Las inscripciones a los gimnasios no son privativas de las economías desarrolladas, pues en este listado aparecen mercados emergentes y en rápida expansión, según el estudio, por ejemplo Sudáfrica, cuyo valor en el mercado es de 1.6 mil millones de dólares con una tasa de participación de 5.1 por ciento.

Compartir