Compartir

Bet-biraí Nieto y Brenda Mireles

A través de los años, la obesidad ha ganado terreno, es cada vez más común entre las personas y los niños no se salvan. 

Un informe de World Obesity, organización dedicada a frenar este padecimiento y concientizar sobre la importancia de una vida saludable, estima que para el 2025 habrá 206 millones de menores con obesidad en todo el mundo. 

En la actualidad, China encabeza la lista de países que tendrán más niños de cinco a 19 años con gordura, seguida de India y Estados Unidos. 

Y aunque la obesidad no es lo mismo que sobrepeso, ambas condiciones representan riesgos a la salud, como diabetes, enfermedades coronarias e hipertensión. También aumenta el riesgo de padecer una forma grave de Covid-19, pues según datos de The British Medical Journal (BMJ), las personas con sobrepeso tienen 44% más probabilidades de tener síntomas de gravedad, y este porcentaje se eleva al doble para las personas con obesidad. También tienen 27% más probabilidades de morir en caso de enfermar.

El dato. Para determinar si una persona tiene sobrepeso u obesidad se usa el Índice de Masa Corporal (IMC). Un IMC mayor a 25 es indicio de sobrepeso; si supera los 30 es obesidad.

Entre las principales causas de la obesidad y sobrepeso se encuentra el sedentarismo, que también aumentó con la pandemia del nuevo coronavirus, pero también una dieta hipercalórica, y en menor medida, tiene sus orígenes en la genética y enfermedades. 

Para México, la situación es igual de grave. World Obesity estima que 23.6% de los niños de cinco a 9 años tendrán obesidad para el 2030, y el 19.3% de los menores de 10 a 19 años estarán en esta condición; una cifra que se estima en seis millones 550 mil 276 niños y jóvenes de cinco a 19 años. Estos niños se enfrentan a un futuro incierto, pues tener kilos de más durante la infancia y adolescencia aumenta significativamente las probabilidades de tener sobrepeso el resto de la vida.

El aumento de la obesidad en nuestro país repercute en su economía. La Secretaría de Salud calcula que para 2023 se gastarán 272 mil millones de pesos en gastos médicos derivados de ella, esfuerzos para reducirla y gastos por muertes prematuras, entre otros rubros. 

Compartir