Foto: Cuartoscuro

Compartir

Bet Birai Nieto

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sagarpa), ahora Sader, cinco instituciones públicas de educación superior y una persona moral vinculada al fomento del sector agroalimentario causaron un probable daño patrimonial por 80 millones 715 mil 14 pesos.

Las instituciones son la Universidad Politécnica del Golfo de México (UPGM), la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN), la Universidad Politécnica de Chiapas (UPCH), la Universidad Tecnológica de Salamanca (UTS) y el Colegio de Ingenieros Agrónomos de México (CIAM).

La Universidad Politécnica del Golfo de México (UPGM) de Tabasco, junto con la Sagarpa, no comprobaron el pago de seis millones quinientos mil pesos en cursos de capacitación y autoevaluación en línea. El probable daño al erario fue documentado en la Cuenta Pública 2018 practicada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la entonces Sagarpa.

En el caso de la UTS, en Guanajuato, no se justificaron 22 millones 328 mil 319 pesos como parte de un convenio de colaboración del 30 de mayo de 2018 para “llevar a cabo acciones de política pública contenidas en los componentes de acceso al financiamiento, activos productivos y agrologística y desarrollo productivo del Sur Sureste, Zonas Económicas Especiales y Fortalecimiento a la Cadena Productiva”.

La Sagarpa y la UPCH tampoco acreditaron 10 millones de pesos por “El Diseño, Descripción, Desarrollo y la Capacitación de los Estándares de Competencias Profesionales de los Diez (10) Estándares de Competencias Profesionales y sus Instrumentos de Evaluación, Enfocados a los Programas de Apoyo que Otorga la SAGARPA para todos los Servidores Públicos de la Dependencia”.

Tampoco se acreditó que la universidad tuviera capacidad técnica, material y humana para prestar este servicio; se comprobó la subcontratación por más del 49% del aplicado al contrato de dos empresas fantasmas: Grupo de Asesores De la Mora Sanguines, S.C. y Compañía Prestadora de Servicios Kandora CPS, S.A. de C.V.

En el caso de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN) no se acreditaron 28 millones 355 mil 144 pesos que fueron transferidos a la casa de estudios por un convenio de colaboración firmado el 12 de marzo de 2018 con la Dirección General de Producción Rural Sustentable en Zonas Prioritarias adscrita a Sagarpa. El servicio que la universidad prestaría corresponde a la capacitación, asesoría y acompañamiento técnico en los sitios de los proyectos.

Otra situación observada fue en el Colegio de Ingenieros Agrónomos de México (CIAM) que no proporcionó información comprobatoria de 13 millones 531 mil 551 pesos para verificar el gasto de viáticos, gasolina, alimentos relacionados con la ejecución del componente Extensionismo, Desarrollo de Capacidades y Asociatividad Productiva.

ES DE INTERÉS |

Universidades públicas siguen sangrando al erario

IMSS adquiere a sobrecosto medicamento para tratar enfermedad de Gaucher

Compartir