Compartir

Redacción ejecentral

En dos episodios distintos, las autoridades federales y estatales detuvieron un total de 349 migrantes provenientes de Centroamérica en Veracruz y Chiapas. La mayoría de los migrantes provenías de Guatemala y tenían como destino llegar Estados Unidos.

El primer evento se registró en Veracruz como parte del Operativo Interestatal Veracruz-Tabasco. Las autoridades detectaron un tráiler abandonado con 223 migrantes a bordo, en la Autopista Raudales-Ocozocoautla, en el municipio Las Choapas.

Tras el aseguramiento, los trasladaron a una estancia migratoria donde se definirá su situación legal.

El segundo evento, la Guardia Nacional encontró 116 extranjeros en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. La mayoría eran guatemaltecos que ingresaron de manera ilegal al país. Al igual que el otro grupo de asegurados, se les condujo con las autoridades de migración para establecer su estancia en el país.

Las autoridades informaron que en el caso de los migrantes que cuenten con permiso para estar en México, formen parte de los protocolos de protección migrante o hayan solicitado asilo en el país, no serán deportado.

Los agentes de migración que participaron en el aseguramiento explicaron que los migrantes ingresaron al país en pequeños grupos, y posteriormente, una red de traficantes de personas los subió a los camiones para llevarlos a la frontera norte; sin embargo, uno de los camiones se rezagó en el camino y desistieron de continuar con la acción, luego fueron detenidos por la policía. Fueron ellos mismos los que alertaron del segundo camión.

Compartir