Foto: Especial

Compartir

Marco Antonio Aguilar

Como en su primer informe de gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que sus oponentes están moralmente derrotados, lo que los ha desquiciado, este lunes los invitó a buscar un psicólogo para tratar “su ambición de dinero”.


Durante la conferencia matutina de este lunes, desde Hermosillo, Sonora, el mandatario dijo que ahora valen más la honestidad de las personas, que la corrupción y los logros económicos que se tengan por este medio.

“Ahora el que vale no es el que más tiene, el que vale es el que actúa con honestidad, con rectitud, con principios. El que prefiere dejarles a los hijos pobreza, pero no deshonra, eso es lo que rifa actualmente. Y así va a ser, los corruptos fuera, fuera, que ya busquen psicólogos para tratarse esa enfermedad de ambición al dinero, porque si no, no van a poder estar tranquilos, van a estar muy nerviosos, como desquiciados”, señaló el tabasqueño.

López Obrador recordó que en el pasado se les festejaba y aplaudía que aprovecharan su cargo en el gobierno para hacerse de propiedades y hasta los ponían de ejemplos con sus hijos, para que hicieran lo mismo.

“Aprovecho a hacer un llamado a todos a portarnos bien. Ya extorsiones, moches, chantajes, corrupción, todo eso ya no es válido, ya es mal visto, es como el corrupto, ya es: ’fuchi, guácala’. Ya ser corrupto es traer una mancha que no se quita ni con toda el agua de los océanos”, advirtió.

Ayer, durante el Primer Informe de Gobierno, el mandatario aseguró que sus opositores están moralmente derrotados y, como en otras ocasiones, tocó madera para que los conservadores no puedan construir una facción con la fuerza de los reaccionarios.

“No dejan de existir, ni queremos que desaparezcan las protestas legítimas de los ciudadanos, ni los reclamos de nuestros adversarios, los conservadores que se oponen a cualquier cambio verdadero y están nerviosos o incluso fuera de quicio.

“Sin embargo, no han podido, y esto lo celebramos y toco madera, crear un grupo o una facción con la fuerza de los reaccionarios de otros tiempos. Además, lo digo con respeto, no quiero que se entienda como un acto de prepotencia, es lo que estoy percibiendo, están moralmente derrotados”, señaló.

Compartir