Compartir

Karla Galicia

El demócrata Joe Biden es el candidato que más votos ha recibido en la historia de Estados Unidos, pero también el presidente con mayor edad en llegar a la Casa Blanca, pues el próximo 20 de noviembre cumple 78 años.

Esto significa que, al terminar su periodo de cuatro años, Biden tendrá 82 años. Y si decidiera postularse a un segundo mandato, para 2028 acumularía 86, lo que ha llevado a algunos analistas a descartar una posible reelección.

En este sentido, el papel de Kamala Harris, la futura vicepresidenta de Estados Unidos, cobra relevancia, pues durante la campaña aportó la cuota de juventud y vigor que le faltaba a Biden, además de que, en caso de una incapacidad física del mandatario, ella tendrá toda la energía para asumir el encargo.

Originario de Scranton, Pensilvania, su carrera en Washington DC empezó en el Senado en 1973, donde consiguió un escaño por el estado de Delaware recién cumplidos los 30 años. Unas semanas después de esta victoria, su familia sufrió un grave accidente automovilístico donde su esposa de 30 años, y la hija pequeña, Naomi, de 13 meses de edad, murieron.

Durante el periodo de ocho años, fue vicepresidente de Barack Obama, presidente de E.U del 2009 al 2017, con quien construyó una excelente relación más allá de lo profesional.

En esta gestión, Biden sirvió como mediador en asuntos de guerra, tanto en materia de políticas internacionales como domésticas, como el control de armas y la política fiscal.


Esta es la tercera vez que intenta llegar a la presidencia del país.

Compartir