Hannia Novell

Este domingo concluyó la primera etapa del proceso electoral 2018 y estos 60 días se pueden resumir en una palabra: “ocurrencias”.

Para muestra basta con revisar la forma en que los precandidatos cerraron sus actividades. José Antonio Meade, de la coalición PRI-PVEM-Panal, estuvo en Tlanepantla, arropado por la clase política mexiquense entre quienes se encontraban figuras como el exgobernador Arturo Montiel. “Yo mero voy a ser el presidente de las familias mexicanas”, expresó el precandidato.

En Jalisco, Andrés Manuel López Obrador, instalado en la figura de “presidente electo”, equiparó su movimiento con los de la Independencia, la Reforma y la Revolución. El precandidato de la coalición Juntos haremos historia, consideró su eventual triunfo como “la cuarta gran transformación de la vida pública de México”.

Ricardo Anaya, de la alianza Por México al frente, desde Coatzacoalcos, Veracruz, se trepó a una estructura del escenario desde donde lanzó una arenga: “Arriba la ‘V’ de la victoria de quienes quieran un cambio para México. Y que se escuche fuerte y claro: ¡Viva Veracruz!”

Más allá de esas ocurrencias, vale la pena revisar el ejercicio hecho por la consultora Integralia de Luis Carlos Ugalde, quien fue presidente del extinto IFE. En él se destaca que durante las precampañas, López Obrador fue quien tuvo más eventos, públicos o privados, que “van desde mítines con militantes hasta ruedas de prensa, entrevistas, foros o reuniones”.

El tabasqueño sumó 207, casi el triple de sus contrincantes. Meade, precandidato presidencial de la coalición Todos por México, tuvo 76; mientras que Ricardo Anaya encabezó 74 eventos.

Integralia también analizó el desempeño en redes sociales de los precandidatos presidenciales. Quien más creció fue el tres veces candidato al sumar en Facebook 276 mil 137 “me gusta”; seguido de Anaya, con 225 mil 817, y en tercer lugar Meade, con 84 mil 325 likes.

Del mismo modo, López Obrador se ubicó como el precandidato con más seguidores en Twitter, con 164 mil 980; luego está Meade con 147 mil 651, y en último lugar el panista, con 60 mil 453 nuevos seguidores.

¿Qué dicen las encuestas? Entre el primero de noviembre de 2017 y el 2 de febrero de 2018, se publicaron 16 sondeos apegados a las reglas del INE. El sitio oraculus.mx hizo una recopilación de ellos y en todos resulta triunfador el abanderado de la alianza Morena-PT-PES con 36% de las intenciones del voto.

Lo interesante es ver quién disputa el segundo sitio. A principios de año, según oraculus.mx, Anaya tenía 61% de probabilidad y Meade un 38 por ciento. Pero con base en seis encuestas publicadas, en lo que va de este año, las probabilidades de Anaya crecieron a 86% y las de Meade cayeron a 13 por ciento.

No es la primera vez que vemos un inicio de la contienda con números similares, así que conforme a esa experiencia previa, nadie puede asegurar que la elección está definida. ¿Qué va a pasar con los independientes? Si llegan a la boleta Margarita Zavala (hoy con 7% de la intención del voto), Jaime Rodríguez (3%) y Armando Ríos Piter (2%), suman 12 puntos que podrían hacer la diferencia. ¿A quiénes de los tres punteros se sumaría o restaría ese porcentaje?

La moneda está en el aire. Lo único cierto hasta ahora, es que en esta primera etapa han imperado las ocurrencias.

El “Yo mero” de Meade; el insulting and unacceptable de Anaya, y el “ya sabes quién” de López Obrador. Ojalá que pronto escuchemos propuesta serias para hacer frente a los grandes retos que tiene el país.

Y por supuesto, no olvidemos a los indecisos, a los que mienten en las encuestas y a los que al final dan un voto de castigo. Ya veremos.

Compartir