Compartir

Tomás de la Rosa

La empresa Braskem Idesa ya se alista para tomar medidas en caso de que el gobierno mexicano decida, como lo adelantó hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador, cancelar el contrato que Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene con la subsidiaria de la constructora brasileña Odebrecht, cuya rescisión le costaría al país una indemnización de al menos 5 mil millones de dólares.

Braskem Idesa, el principal accionista de petroquímica ubicada en Nanchital, Veracruz, la brasileña Braskem, advirtió a inversionistas que prendían llegar a una “solución constructiva con Pemex”, pero además están revisando todas las alternativas disponibles, incluso las legales por las violaciones al contrato de venta a 30 años de etanol por parte petrolera mexicana, dijo el vicepresidente de Finanzas, Adquisiciones y Asuntos Corporativos en Braskem, Pedro Freitas.

Braskem es dueño del 75% de la mexicana Braskem Idesa, y está última tiene entre sus accionistas a la esposa del exsecretario de Estado (SCT) de López Obrador, Jiménez Espriú. A su vez, Braskem es una empresa conjunta de las brasileñas Odebrecht (50.1%) y las estatales Petrobras y BNDES. Idesa 

Odebrecht es la empresa que entregó millones de dólares de soborno a Emilio Lozoya, exdirector de Pemex en el sexenio de Enrique Peña Nieto. Con ese gobierno inició el contrato de abasto que se firmó en el sexenio de Felipe Calderón. Se pactó la venta de 66 mil barriles diarios de etano a la petroquímica veracruzana a partir de marzo de 2016.

La petrolera ha incumplido el abasto y por ende ha incurrido en millonarias penalizaciones. En ese escenario, hoy el presidente advirtió que dejarán de vender etanol a Etileno XXI.

Ayer (el jueves) me decía el director de Pemex (Octavio Romero) que (Braskem Idesa) no quieren ningún arreglo y se va a tener que cancelar el contrato de parte nuestra. Ya no se les va a abastecer de gas, porque no vamos nosotros a seguir manteniendo una relación de corrupción, no somos cómplices de corrupción”, dijo hoy el presidente en su conferencia matutina.

Freitas dijo que ante el incumplimiento de abasto, en México están importando etanol de Estados Unidos, por lo que tan sólo en tres meses (jul-sep) pagaron fletes por 8.4 millones de dólares (poco más de 171 millones de pesos) por el costo de transportar el insumo a su planta.

Expertos han comentado que Braskem Idesa, como la estadounidense de bebidas alcohólicas Constellation Brands, podrían demandar a México en los tribunales de arbitraje, como el que tiene el Banco Mundial (CIADI  o ICSID) u otros, bajo los acuerdos de protección de inversiones.

Con la cancelación del contrato, México tendría que indemnizar a la empresa con alrededor de 5 mil millones de dólares.

Compartir