Compartir

Ana Saldaña

Fotos |  Ana Saldaña

Fotos | Ana Saldaña


 

 
Cuando pienso en cantinas, mi mente inmediatamente hace la conexión con un lugar de antaño. Un espacio en que uno puede botanear y beber con amigos. La decoración ya tal vez se encuentra cansada, pero eso resulta lo menos importante. Lo rico es matar la tarde, rodeados de antojitos y de charla amena. A veces hasta un poco de música.
 

 
La Imperial no es antigua. Va mucho más allá del concepto tradicional de “botanear” con una amplia carta que incluye todo tipo de antojitos, así como platillos de la gastronomía Mexicana, tanto del mar como de la tierra. Hoy cuenta con dos locales dentro de centros comerciales, uno en Carso y otro en Samara que fue el que conocí. Aún así, han logrado crear un espacio delicioso que sin duda nos recuerda la buena época de las cantinas y sobre todo nos ofrece la posibilidad de tener una experiencia amena con nuestros acompañantes de mesa.
 

 

1
 

 
La decoración del lugar, es muy “cantina de antaño”. Tal vez así deberían haberse visto lugares como el Bar la Opera recién inaugurados. Los acabados aunque nuevos, le dan una sensación de haber ya estado operando por mucho tiempo: para entrar hay que pasar por unas puertas revolventes de cantina en madera obscura, en el fondo uno puede apreciar una larga barra también de madera, los techos tienen un recubrimiento metálico, el azulejo del salón contrasta con los brillantes manteles y las sillas de madera. Espejos avejentados rodean el salón brindándole luz y amplitud. Persianas de madera bloquean cualquier referencia al exterior. Los meseros atentos, me recordaron la época del mesero profesional. Durante la comida, uno puede escuchar a un grupo de músicos bastante buenos y con impecable presentación, quienes ayudados por la tecnología de su celular cantan prácticamente cualquier canción.
 

 
2

 
La cocina es buena. Es evidente el cuidado en la selección y calidad de ingredientes, cosa que no siempre se puede decir sobre la comida de este tipo de lugares. Recomiendo para abrir apetito compartir los sopesitos de machaca de camarón. El camarón está cortado en trozos y sazonado con jitomate y un poco de adobo. Si tienes antojo de una sopa, la de nopales en caldillo está muy buena. El menú ofrece todo tipo de opciones, desde la de pedir un solo taco, a ordenar un platillo completo. De los tacos recomiendo ampliamente el de lengua que está excepcional, cortado en cubitos que luego fueron dorados con un crujiente exterior. Si buscas algo más sustancioso, puedes pedir un filete de pescado a la talla con frijoles y aguacate para taquear, que también viene cortado en cubitos dorados y con una talla delicada que no abruma al paladar. Las tortillas están recién hechas y tienen un grosor que permite comer el taco sin que se deshaga en la mano del comensal.
 

 
De bebidas como te imaginarás, hay de todo. Están presentes los elementos necesarios para pasar una tarde amena, con buena comida, buena bebida y seguramente buena compañía si vas con amigos o con tus compañeros de trabajo. ¡Que rico toparte con un lugar tan agradable en un lugar tan inesperado!
 

 
Espero que tengas un fabuloso día y recuerda, ¡hay que buscar el sabor de la vida!
 

 
3

 
***

Cantina La Imperial
www.laimperialcantina.com
Samara Shops
Antonio Dovali Jaime S-N,
Zedec Santa Fe, Distrito Federal 
C.P. 11529 México, D. F.
Teléfonos: (55) 5292 0893 / 5292 0463

Compartir