Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Una vez que sean levantadas las medidas de distanciamiento físico por la pandemia de Covid-19 se prevé un incremento en el número de operaciones en las casas de empeño, señaló Joel Rodríguez, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios (Amespre).

Tras la implementación de la Jornada de Sana Distancia, desde el 23 de marzo, cuando se decretó la suspensión de actividades no esenciales, hubo un aumento de movimiento en las casas de empeño.

Sin embargo eventualmente los movimientos se estabilizaron, pero se prevé que una vez que termine la Jornada de Sana Distancia, tentativamente el 30 de mayo.

De acuerdo con la Amespre, se registraron 125 mil operaciones diarias en las casas de empeño en México en 2019, los que equivale a poner en circulación 73 mil millones de pesos.

La Amespre agrupa a tres mil 500 de las siete mil 700 casas de empeño que están registradas ante la Profeco.

El decreto emitido en el Diario Oficial de la Federación señala que las casas de empeño son consideradas como actividad esencial, pero funcionarán exclusivamente para la atención de empeño, refrendo y desempeño de las prendas, evitando la venta de artículos no esenciales. NR

ES DE INTERÉS |

La Portada | Zoé Robledo, líder sin liderazgo

#ReporteEspecial | Covid-19, día 68

Comercio entre México y EU tiene su peor primer trimestre desde 2009

Compartir