Elecciones en la comunidad de Oxchuc, Chiapas, el pasado 1 de julio. Foto: Adolfo Vladimir

Compartir

Redacción ejecentral

Al menos 40 mujeres que fueron elegidas para cargos populares en los comicios del pasado 1 de julio en Chiapas están renunciando a sus puestos para que hombres los ocupen.

El Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) empezó a registrar, desde el lunes, la petición de mujeres que fueron electas como regidoras o diputadas por la vía plurinominal.

Por ello las consejeras electorales, Blanca Estela Parra Chávez y Laura León Carballo, de la Comisión de Igualdad de Género y no Discriminación, exhortaron a las mujeres a no ceder sus puestos ante presiones externas.

Las consejeras subrayaron que si bien se pueden hacer cambios en los nombramientos para diputaciones plurinominales y regidurías plurinominales hasta el próximo 15 de septiembre, los espacios ganados por mujeres no deben ser cedidos a varones.

“No permitas que violen tus derechos, no renuncies a la posibilidad de contribuir con tu trabajo a la superación de Chiapas (…) si alguien de tu partido o persona cercana te quiere obligar a renunciar, no lo permites. La ley te protege”, afirmó la consejera electoral Parra Chávez en un video publicado en redes sociales.

Las mujeres que han presentado su renuncia indican que ésta fue hecha por voluntad propia.

Se han registrado estos actos en los municipios de Mapastepec y Tuxtla Chico, por parte de candidatas del PVEM; en Frontera Hidalgo, por parte del PRI; en Frontera Comalapa, de Nueva Alianza; y en Suchiapa y Suchiate por parte de los partidos locales Chiapas Unido y Podemos Mover a Chiapas.

Al respecto se pronunció este viernes Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), quien calificó las renuncias como un acto de “simulación”.

El funcionario indicó que estos hechos son inaceptables en un contexto democrático “y más cuando constituyen actos de simulación y vulneración de una decisión colectiva y un acuerdo plasmado en la Constitución”.

Córdova explicó que si bien estas renuncias no son competencia del INE, los consejeros harán un seguimiento puntual de parte de las autoridades de ese instituto.

A nombre de todos los consejeros dijo que si bien se trata de actos que aunque no son competencia directa del INE, tendrán un seguimiento puntual de parte de las autoridades de este instituto, de parte de quienes integramos el Consejo General.

Córdova calificó los hechos de “actos de violencia política contra las mujeres y de simulación y fraude a la ley”, y dijo que los mismos deben visibilizarse, señalarse y corregirse porque son inaceptables en el contexto actual.

“En el INE y desde el INE ejerceremos las acciones en el ámbito de nuestra competencia” y desde este instituto “no lo vamos a permitir”, aseguró. (Con información de Notimex y Proceso). DC

Compartir