Compartir

Jonathan Nácar

La violencia en México no ha cedido. Aunque el confinamiento a causa de la pandemia de Covid-19 disminuyó temporalmente la incidencia de algunos delitos patrimoniales, durante 2020 en el país fueron asesinadas un promedio de 97 personas al día.

Sin considerar los homicidios dolosos del último día del año, ni el registro de feminicidios al corte de diciembre, el año que está por concluir llegó a las 35 mil 411 víctimas de homicidio intencional y feminicidio.

Aún pendientes por actualizar ambos indicadores, las cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública advierten que las más de 35 mil muertes violentas significan un aumento del 0.62% con respecto a las 35 mil 632 víctimas con las que cerró 2019. E implica aumentos del 2.18% en relación con lo registrado en 2018, y de más del 93% con las víctimas de 2015, el año en que el actual gobierno señala que inició “un crecimiento exponencial en materia de homicidios”.

Así lo dio a conocer esta mañana, el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía al dar a conocer el último informe de seguridad del año, en el que sólo en referencia de las cifras de homicidio doloso pronosticó, en ese delito, una disminución estimada del 0.4% en comparación con 2019; sin embargo, en el caso del feminicidio, el funcionario proyectó un incremento del 0.3 por ciento.

Sin desvincular ambos indicadores, que finalmente evidencian la cantidad de víctimas de muertes violentas, el promedio mensual entre 2019 y 2020 es en el mismo orden de los 2 mil 900 asesinatos en promedio mensual de la actual administración, pues sin considerar el número de víctimas de feminicidio de este diciembre, el promedio mensual de ambos delitos es de 2 mil 950, mientras que el año anterior cerró con un promedio de 2 mil 969 víctimas de la violencia.

Rosa Icela promete continuar la estrategia

Al incorporarse de lleno a la titularidad de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez se jactó de no ser una novata en el ámbito de la seguridad, y contar con la suficiente experiencia para dar continuidad a la directriz que ha marcado el presidente López Obrador respecto a las acciones para pacificar al país.

“Ya se vio que la apuesta por la guerra no funcionó, sólo trajo miles de muertes y dolor a las familias mexicanas. Por eso di un paso al frente, sin temor y con la seguridad de contar con su respaldo y confianza. Cuente conmigo, con lealtad, honestidad, aplomo y trabajo, mucho trabajo”, subrayó la secretaria en la conferencia de hoy. 

Compartir