Compartir

Tomás de la Rosa

Rumbo a cumplir dos años de contracción económica, un año por las medidas para combatir los contagios de coronavirus, “los otros datos” del presidente de la República, un día le hacen ver un crecimiento de hasta 6.0% en el Producto Interno Bruto (PIB) y otro de 5.0%.

Sin embargo, sus cálculos son optimistas frente al 3.5% que ven más de 30 economistas. Esas visiones significan hasta 26 mil 500 millones de dólares del PIB o lo que es lo mismo la aportación conjunta de Zacatecas, Nayarit y Colima al PIB nacional.

El domingo, el presidente de la República aseguró que México “puede crecer a una tasa del 6.0%” en 2021, al inaugurar unidades de generación eléctrica en La Paz, Baja California Sur.

Hoy, en la conferencia matutina en el Palacio Nacional abordó el tema otras vez, pero ahora redujo un punto porcentual su estación y así de 6.0% pasó a 5.0%. Un punto porcentual del PIB equivale más o menos a 10 mil 600 millones de dólares.

“En enero recuperamos como 70 mil empleos, en lo que va de febrero ya llevamos como 110 mil nuevos empleos y calculamos que va a crecer la economía este año alrededor del cinco por ciento. Entonces, sí nos funcionó la estrategia”, aseguró el Presidente.

En efecto, datos del IMSS muestran la recuperación de 47 mil 919 plazas. Con las 110 mil recuperadas en febrero que dijo López Obrador, faltan 681 mil 885 puestos de trabajo por recuperar. Aunque un punto a resaltar es que el Presidente sustenta la recuperación de la economía en el empleo formal y no considera la informalidad.

Al cierre de 2020, de los casi 54 millones de trabajadores en México, los asegurados en el IMSS representó a 27 de cada 100.

En ese escenario, los “otros datos” del presidente contrastarán con la realidad, ya que “el apagón” tendrá consecuencias en la economía. Incluso, algunos economistas recortarán su pronóstico a la baja del PIB 2021. Esto tendrá un impacto en la recaudación de impuestos.

Compartir