Irene Muñoz

«El incompetente siempre se presenta a sí mismo como experto, el cruel como piadoso, el pecador como santurrón, el usurero como benefactor, el mezquino como patriota, el arrogante como humilde, el vulgar como elegante y el bobalicón como intelectual»

Carlos Ruíz Zafón

La preparación, compromiso y eficacia con la que debe contratarse a las personas del servicio público en los países, es de la mayor relevancia. Por medio de ellos es posible y es su responsabilidad analizar, gestionar, atender y generar acciones y programas de gobierno que deben implementarse con la mayor eficiencia para lograr resultados que beneficien al estado.

Además de ello, las personas servidoras públicas tienen una mayor responsabilidad que el resto del mercado del empleo al ser receptores de un salario que es generado a partir de los impuestos que paga la gente. Por ello, el servicio público de excelencia es necesario para la estabilidad y progreso de los países. En México carecemos de ello. 

La generación de proyectos no sostenibles, que además van en detrimento a corto y largo plazo de las comunidades, su flora y fauna, como lo es el Tren Maya, incumpliendo como país  todas las recomendaciones que lleva a cabo la Organización Mundial del Turismo (OMT), y que son defendidas sin límite por el presidente Andrés Manuel López Obrador demuestra que sus colaboradores no le dicen toda la verdad ni lo están informando.

El Tren Maya sin duda era un proyecto viable y atractivo, la zona era perfecta, pero el no contar con un servicio público no profesional hizo que se equivocaran en su desarrollo. Si hubieran desde el principio creado conforme a la norma, los estándares internacionales, los estudios de suelo, flora y fauna, y con base en los lineamientos de creación de proyectos turísticos sostenibles, sin duda habría sido un éxito. Pero el «hubiera» no existe.

Bajar el nivel del servicio público, como lo hizo al llegar la actual administración del país ha tenido graves consecuencias en muchos ámbitos, en la industria turística ocurrió igual. Llevar a cabo ocurrencias basadas en justificaciones insostenibles, como son los supuestos beneficios económicos a las personas de la zona y su marginación, en lugar de llevarlos a cabo de forma responsable y que sí hubieran beneficiado la zona, sólo metieron al Presidente en una espiral de conflicto y coyuntura, gracias a sus colaboradores.

Mentirle al Presidente desde el origen de la construcción del proyecto, y no decirle que si el proyecto se realizaba con base en los lineamientos internacionales sostenibles existentes para que lograra que tuviera éxito fue de una violación al deber ser de un servidor público.

No decirle toda la verdad al Presidente, eliminar con mentiras, como que no se hacía promoción turística del país en el Consejo de Promoción Turística de México, y que esa promoción se limitaba a medios nacionales, cuando lo más importante era el posicionamiento internacional, y eliminar así la oficina que se tenía para el manejo de crisis y comunicación dejando en indefensión a la industria turística con las alertas de inseguridad y hechos recurrentes que existen en México, genera una responsabilidad a ese servidor público.

Decirle al Presidente de la República que los lineamientos de proyectos turísticos sostenibles, y que las personas que no están de acuerdo con el proyecto son “conservadores” y “adversarios”, sin decirle cómo corregir el proyecto y cumplir con las normas para sacarlo del problema, es de la mayor deslealtad de su equipo.

El gobierno de México actual es el responsable del Tren Maya y de todos los desencuentros; ellos lo han generado, pero el Presidente, me parece, ha sido presa de la ineficiencia y falta de profesionalismo de sus secretarios que por no llevarle la contraria generan la mayor deslealtad a su jefe y al país. 

Síguenos en @EjeOpinion

PUEDES LEER: Tendederos de la ignominia

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2022

Compartir