Irene Muñoz

Se conocieron las cifras del Inegi del sector turístico a octubre de 2019. En ellas hay un incremento de 8.5% de llegadas de turistas internacionales, que representa 36.5 millones de personas. Sus divisas lograron un crecimiento de 10.4%, al generar 20 mil 184 millones de dólares. Estas cifras son buenas, pero responden al trabajo de años atrás para consolidar a México en el mundo. El problema hoy es que se desconoce hasta cuándo, sin apoyos gubernamentales ni estrategia clara para promoción turística, se logrará sostener a la industria. 

México ha sido de los pocos países que, gracias al turismo, en 2018 logró aportar al Producto Interno Bruto (PIB) alrededor de 21 mil millones de dólares. Esto representó 17% de ese indicador económico. Si tomamos en consideración que la media internacional es de 10%, entendemos su relevancia y, en consecuencia, la preocupación la industria para continuar con un crecimiento o, por lo menos, sostener la generación de estos ingresos.

Por su importancia, en la mayoría de los países se hace promoción turística. Los gobiernos, conscientes de ello, generan mecanismos que apoyan a los sectores que conforman la industria, teniendo claro que el beneficio es integral. Esto ocurría en México, pero las cosas cambiaron desde hace un año. El actual gobierno eliminó la canalización de recursos para promoción y obligaron al sector a reinventarse para tratar de salir adelante, y sobrevivir solos. 

Hoy tenemos un país sin promoción nacional e internacional, sin apoyo para ferias ­­—cuyo cobro pasó de 500 dólares hasta a 7 mil 800— y sin acciones que generen turismo de reuniones. Así es difícil avanzar. Si además se le suma a este panorama la iniciativa en el Senado de la República, para incrementar de 558 a 855 pesos los Derechos de No Residente (DNR), y de 78 a 380 pesos los Derechos por Servicios Migratorios (DSM), el entorno se complica. Adicionalmente, el incremento al Impuesto al Hospedaje en CDMX, Puebla y seguramente Guanajuato, desalienta a la industria. La tarea no ha sido fácil ni lo será en un futuro inmediato.

La Secretaría de Turismo federal tuvo que regresar a la dependencia de los mercados tradicionales de visitantes como Estados Unidos, que vale la pena decir decreció un 0.4% en 2019; Canadá, que creció un 7%; y Reino Unido, que decreció en 0.5%, por sólo citar algunos ejemplos. De abrir nuevos mercados, mejor ni hablamos. Esa política ya no existe y sólo cosechan frutos de la siembra pasada. No hay nada nuevo.

Sumando a la complejidad, la crisis generada por el crecimiento de la inseguridad y violencia en México ha hecho que países como Estados Unidos —por citar un ejemplo—, amplíe sus alertas de seguridad para que sus habitantes lo piensen antes de viajar a nuestro país. Gran Bretaña también recomendó no venir a México. 

Ante este sombrío panorama, la responsabilidad turística gubernamental no cuenta con acciones, planes o proyectos integrales que aporten al sector para tomar aire e impulsarse. La industria, sumida bajo ese horizonte gris, no cuenta con mecanismos para apoyarse y salir adelante, están solos. Cada vez que alzan la voz, reciben un «no» por respuesta. Están conscientes que, de seguir como ahora, esas cifras alegres no regresarán por un muy largo tiempo.


Alzan la voz en CDMX

El Congreso aprobó con votos de Morena, Verde y PT el aumento al Impuesto al Hospedaje. También 4.5% a bebidas alcohólicas que, si se le suma 26% del IEPS y 16% de IVA, cada bebida tiene un sobrecosto de 46.5%. La Asociación de Hoteles, Canirac, AMAV y Canaco CDMX se pronunciaron en contra y expusieron la causa: hay una terrible caída en derrama económica por turismo. En 2018 se generaron 91.2 millones de pesos y en 2019 sólo 53 millones. No les importó la caída de 41% en el turismo de CDMX. Inseguridad, competencia desleal, falta de promoción real e incertidumbre política son las causas para que los visitantes ya no vengan a CDMX.  

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir