Irene Muñoz

En medio de la polémica, el martes se presentó la plataforma de VisitMexico. Sin duda celebramos que ya se encuentre arriba, ya que el sector turístico necesita de ese foro, al no contar con ninguna otra herramienta de promoción nacional ni internacional.

La buena noticia fue que para el dominio, dejaron el limitado e impresentable .mx, y regresaron a su original .com. Esto era posible sólo con una carta de transferencia de dominio de quienes pagaron su renovación a los poseedores actuales, mismos que no son el Gobierno de México, pero sí son los que tienen la cesión de derechos para este proyecto; y así lo hicieron.

El nuevo sitió fue presentado como un integrador de servicios. Crece su alcance de promotor, y se convierte en un facilitador entre los prestadores de servicios y el usuario al ser el encargado de vincularlos. Sin embargo, para concretar la compra, se hará directamente desde los sitios de las empresas y no dentro de VisitMéxico. No se presentó la estrategia de posicionamiento tanto de destino, como del portal y la marca México, nacional e internacional.

El portal está lleno de novedades. Una que me pareció innovadora e interesante, fue la Tarjeta de fidelidad X. Esta tarjeta permitirá acumular puntos en los viajeros durante sus consumos en hoteles, agencias, restaurantes e incluso es monedero electrónico para pagos en establecimientos. Sólo que no nos dijeron cómo se adquiere, ni la forma de utilizar los puntos. Por cierto, en el portal VisitMéxico no aparece nada sobre dicha tarjeta.

También presentaron un buscador que permite, con base en el interés y preferencia del viajero, desplegar opciones personalizadas por medio de Triptuner. Esta herramienta es muy práctica y amigable; sin duda ayudará en la toma de decisiones, pero su despliegue se insertó en el portal, y esto afecta la visualización y navegación. Deben situarlo en un espacio atractivo y visible.

Para el espacio de análisis y captación de datos, invitaron a comScore a formar parte del proyecto para ser el encargado de realizar las mediciones de audiencias, y sus comportamientos para poder dirigir la estrategia de promoción y desarrollo de destinos.

Este servicio sin duda es muy bueno pero limitado, ya que nos arrojará la data pero no el análisis especializado de la misma, como se tenía por medio del Sistema Integral de Información de Mercados Turísticos (SIIMT). Y sí, se perdió toda esa información con la que se contaba.

Akamai es la empresa encargada de la seguridad, infraestructura y soporte. Juró y perjuró en la presentación, que contarían con la tecnología necesaria para que no existiera ningún problema con la misma, como ha ocurrido en los últimos meses. Se comprometió en  cuidar la reputación de México, e incluso con el dicho de “no tocar ni con el pétalo de una rosa” trataba de convencer a todos de la seriedad de la empresa. Más tardó en decirlo, que en que el portal se cayera por más de tres horas.

Algo que ya se hizo en el pasado en la Ciudad de México, y generó muchos frutos, estará en VisitMéxico al integrar la estrategia de Turismo Deportivo y presentarla para diciembre. Vimos a expertos en el tema como Horacio de la Vega y Mauricio Sulaiman que sin duda, por la capacidad que tienen, lograrán que la estrategia tenga éxito. Estamos ansiosos por conocerla.

El Presidente de VisitMéxico, Marcos Achar, no ha bajado los brazos y quiere que esto funcione. Todos los que estamos inmersos en el sector también queremos lo mismo; así que los mejores deseos para que VisitMéxico regrese a lo que antes era, y nos sorprendan con que pueda ser mucho mejor. 

Compartir