Irene Muñoz

Ante la ignorancia y desconocimiento sobre la diferencia entre logotipos y marcas destino de los titulares del turismo en la capital del país, desde 2018 en la campaña para la Jefatura de Gobierno, amenazaron con quitar la marca turística CDMX*, creyendo que era el logo gubernamental.

Esta marca generó un posicionamiento importante para la Ciudad de México. En cuatro años logró colocarse en la número 19 del mundo y presionando para estar en el top 10. Esta marca era la primera de Latinoamérica y tenía a Sao Paulo siete números atrás colocándose en la 26, Buenos Aires en la 30 y Lima en la 32 dentro del ranking de las 67 marcas más posicionadas del mundo, de acuerdo con el Barómetro elaborado por Saffron. 

Tan sólo un año después, lograron desaparecer el posicionamiento de la ciudad y del lugar 19 se fue al 50, tirando por la borda todo el recurso destinado por estos años al posicionamiento de la ciudad que generaba turismo y gasto en noches de hotel.

Ante la falta de promoción turística de la ciudad nacional e internacional, que fue rebajada a un intento de ferias de barrio que no generan pernocta ni turismo, los hoteleros y la industria turística han tenido que buscar la forma de salir adelante a pesar de la ineficiencia gubernamental, entendiendo que no entienden y que están solos.

Así, la Asociación de Hoteles de la Ciudad de México, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), y la Asociación de Viajes de la Ciudad de México (AMAV) en colaboración con el artista Jorge Cejudo “El Cejas”, tuvieron que desarrollar una nueva marca destino para tener un distintivo propio de la Ciudad y que puedan promocionar, y es la marca “Soy Ciudad de México”.

Esta marca, su iconografía, lema, colores, pueden gustarnos o no, eso no es relevante. Lo relevante es la necesidad de promoción urgente de la Ciudad para regresar a la gloria. 

El secretario de Turismo, Carlos Mackinlay en lugar de trabajar con ellos para permitirles o cederles incluso el uso de la marca CDMX, que al gobierno no le interesa usar, y con ello optimizar el recurso económico y tiempo que se destinó para la ciudad, así como aprovechar el posicionamiento mundial que tiene, se limitó a participar en la presentación virtual de forma breve, desarticulada, limitada y demostrando el perfecto desconocimiento del tema y por supuesto su relevancia.

El sector turístico privado ha sido vejado por esta administración, e hicieron un buen intento con esta iniciativa, sin embargo, al no contar con un apoyo en recursos y tener una marca nueva, es muy difícil que logren posicionarla ante el mundo, pero lo que sí tenemos claro de ellos y que nos sumamos, es que “Soy Ciudad de México”, y ojalá recibieran un gesto del gobierno y les entreguen la marca CDMX.  

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2022

Compartir