Irene Muñoz

Sector turismo. Así con un detalle tan simple como lo es una redacción descuidada y mal escrita, podemos darnos cuenta de la falta de interés y desdén que tiene la actual administración federal al sector turístico.

El turismo obtuvo en el documento sólo 4 páginas, así como 79 menciones dentro de un informe de . Esta rendición de cuentas del estado que guarda la administración de México, cuenta con 540 páginas más que el último informe de la administración anterior que fue de 738. En aquel informe la relevancia del turismo fue reconocida con 145 menciones y más del 100 por ciento de espacio. Sin embargo, la realidad del sector hoy es otra.

En las 79 menciones que tiene, la mayoría las ubican en el Tren Maya. Imagino que porque justificaron el cierre del Consejo de Promoción Turística para destinarlo al Fondo Nacional del Fomento al Turismo (FONATUR) para la construcción de ese proyecto. Sin embargo, además de quitar la visibilidad y promoción a México, el tren no es de la Secretaría de Turismo y tiene de todo, menos desarrollo para el sector. 

Dentro de su breve espacio ya de turismo, inician describiendo con citas en tres largos párrafos, la crisis global que se vive en el sector en el primer semestre del 2020, por la Covid-19 que ha generado una parálisis en los países por las restricciones de viaje, pero lo hacen con base en lo dicho muchas veces por la Organización Mundial del Turismo (OMT). Nada nuevo ni propio de la dependencia. 

Como parte de la reactivación económica, indican que se apoyó al sector con estrategias para facilitar el acceso a créditos a las pequeñas y medianas empresas, o sea más deuda para los que han podido sobrevivir soportando a sus plantillas. De apoyos fiscales, como se ha pedido que exista un actuar gubernamental y responsable, no hay nada, es como si ese mecanismo no existiera.

Repiten los rubros de la Estrategia Nacional de Turismo sin resultados específicos. Nos informan que ha sido un éxito la actividad turística (en la temporada previa a la pandemia), misma que venía hasta 2018 en un crecimiento de dos dígitos, y que en el actual gobierno ha sido sólo de uno; pero como crece, indican que es un logro.

Nos presumen, como ha sido en los dos últimos años, el programa de promoción de México en el extranjero “Toca Puertas”. En esta ocasión nos hablan de la visita a Beijing, China como un éxito. Sólo que se les pasó el detalle, México no tiene conectividad con China; y previo a la visita, los representantes mexicanos de turismo lo sabían. Sin embargo, armaron su gira imagino, para que este proyecto quedara en unas bonitas vacaciones.

El documento e ínfimo reporte del sector no presenta planes y proyectos para la reactivación económica y tiene varias omisiones que sí son de gran relevancia no sólo para la industria, sino para la sociedad, como lo es la Estrategia Integral de Prevención a la Trata de Personas. No hay información sobre el seguimiento y acciones que desde la secretaría habían implementado para erradicar estas prácticas.

Tampoco nos reportan sobre el seguimiento al Código de Conducta Nacional de la Secretaría de Turismo para prevenir la explotación sexual y laboral de niñas, niños y adolescentes en el sector de los viajes y el turismo. Genera preocupación que el tema, haya desaparecido del reporte.

Me parece que ante el actuar del gobierno, no es motivo de agradecimiento contar con 4 páginas que no dicen nada dentro del Segundo Informe de Gobierno. Es lamentable el maltrato institucional que existe hacia el turismo; y es peor aún ver que no existen programas, proyectos ni iniciativas que permitan determinar un rumbo para la recuperación y el crecimiento de este sector, tan relevante para la economía y empleo de México.  

Compartir