Irene Muñoz

Hemos vivido desde hace casi dos años de forma global, una época turística muy difícil derivada de la pandemia. Así como el virus ha ido evolucionando, nuestras herramientas de recuperación nos obligan a hacerlo. Nos sacudimos el polvo después de la caída y nos levantamos caminando más firme y aprendiendo a conjugar y convivir con la economía, la vida cotidiana y la Covid-19. 

En una primera etapa, a partir de la reapertura parcial de actividades, la apuesta de México y muchos otros países era ir por el consumo interno y recuperarlo. Para ello, se crearon protocolos de salud que generaran una mayor seguridad en el viajante. Se informaron tipo de filtros y limpieza en instalaciones hoteleras, restauranteras y de transporte, y se generaron sellos nacionales e internacionales que representaran espacios comprometidos con la seguridad e higiene. 

En 2019 el reporte de confianza en los viajeros y posibilidades económicas para salir de vacaciones se ubicó en 28.9 puntos. Derivado de la pandemia se perdieron viajantes y cayó a casi 22 puntos a mediados del 2021. Sin embargo, a partir de las reaperturas, fue posible recuperar lo perdido e incrementarlo 2.7 puntos quedando en el cierre de diciembre de 2021 con 31.6 puntos, reportó el Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac (CICOTUR).

Teniendo los consumos internos, es importante recuperar el mercado externo y Fitur es la primera gran oportunidad, podría decir la más importante que se tiene para ello. Con el lema de “el turismo es nuestro motor” la feria que se realizará en Madrid del 19 al 23 de enero contará con una delegación mexicana encabezada por el Secretario de Turismo de México, Miguel Torruco Marqués quien más que abrir caminos, debería llevar un seguimiento a los acuerdos pasados mismos de los que hasta hoy, no sabemos nada.

Sería valioso conocer tras la pandemia, cuál fue el programa de trabajo y lo que se consolidó del acuerdo de colaboración suscrito por México y España en 2019 en Fitur, en el que desarrollarían y fortalecerían la cooperación entre ambos países para fomentar el potencial. Conocer el plan de trabajo para lograr los objetivos o sus adecuaciones sería de gran relevancia para los interesados en el sector. 

Conocer los resultados o avances de la convocatoria hecha por el Secretario Torruco en la Conferencia Iberoamericana de Ministros y Empresarios de turismo en Fitur, en los que se acordó de manera conjunta llevar a cabo acciones para la solución del problema de sargazo en las playas de la Cuenca del Mar Caribe.

La consolidación de incentivos y apoyos para captar inversión que ofreció, y saber cuál es su nueva visión social, programas, acciones y proyectos de la Secretaría de Turismo federal cuya “dimensión permitirá ir más allá de resultados macroeconómicos y asegurar que los beneficios de esta industria permeen en todos los mexicanos” sería un gran paso para avanzar en el crecimiento. 

Anuncios tenemos muchos, pero consolidación de lo anunciado no. El Secretario Torruco está a la mitad del sexenio y debe sacar la casta por el turismo y por México, algo que hasta hoy no ha hecho y ha justificado de varias formas como el hecho de no contar con recursos, mismos que no defendió en su presupuesto. Urge consolidar sus acciones no sólo porque la industria y el sector lo requiere, sino para recuperar su nombre y no pasar a la historia sin ser historia.

Síguenos en @EjeOpinion

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2022

Compartir