Irene Muñoz

El daño que ha generado la baja de la calificación a la aviación mexicana, sin duda afecta a todo el sector turístico y de negocios del país, ya que no permite ampliar frecuencias nuevas desde Estados Unidos, pero también sacó a la luz los altos riesgos que genera para la seguridad de las personas que utilizan a la aviación como forma de transporte, el estado en el que se encuentra en México.

Como lo dio a conocer EjeCentral, el informe de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) respecto de la Evaluación de Seguridad de la Aviación Internacional (IASA), sacó a la luz que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), sabía que debía subsanar 18 fallas en seis de los ocho elementos críticos para contar con un sistema eficaz de supervisión, respecto de la seguridad operacional en la aviación. También logró algo que no sabíamos, expuso de forma pública los riesgos que tiene nuestra aviación en la seguridad que ofrece, por las políticas de austeridad.

La falta de implementación en los exámenes físicos médicos, que debía realizar de forma puntual Medicina Preventiva de SCT a personal técnico aeronáutico para que los pilotos, sobrecargos y todo el personal de aviación en aire y tierra pudieran tener su renovación de licencias o en su caso licencias nuevas, mismos que como expusimos en este espacio dejaron de implementar por muchos meses, generaron una extensión ilegal de los plazos, y al día de hoy cuenta con un retraso grave en su ejecución, fue una de esas causas. En estos momentos los viajantes volamos sin saber si pilotos, sobrecargos y personal técnico cuenta con la salud física que requiere para ofrecer los servicios.

Otra de ellas fue la generación de autorizaciones por parte de las personas responsables, a procedimientos y aeronaves que no cumplían con la norma, así como se expuso el conflicto de interés y falta de personal encargado en la vigilancia. Esto dejó en claro lo crítico, así como la crisis en la que se encuentra el sector aeronáutico, y el riesgo en seguridad en el que tienen a todas las personas que en la actualidad utilizamos el transporte aéreo para ir de un lugar a otro en algunas aeronaves autorizadas sin los procedimientos que debió llevar a cabo. 

Pero esto no ha ocurrido por casualidad, y es una de las consecuencias de las ocurrencias y falta de planeación, visión y por supuesto conocimiento, por parte del titular del Gobierno de México, así como del Secretario de Comunicaciones y Transportes y del Director de la Agencia Federal de Aviación Civil, que prestos a seguir instrucciones y cumplirlas, llevaron a cabo la reducción de presupuesto en áreas estratégicas, redujeron salarios, así como de personal capacitado, sin importar que al hacerlo pondría en riesgo a personas que utilizan este medio de transporte, así como afectaría económicamente al país. 

Esto sin duda genera una responsabilidad en esos titulares ya que, al no cumplir con el ordenamiento que por reglamento tienen, y contar con los nombramientos de titularidad, están faltando a lo que en su cargo se establece y deberían ser sancionados.

La aviación mexicana ha sido afectada y la de países como Estados Unidos beneficiada con esta baja de calificación. Las nuevas frecuencias pueden ser adquiridas por otros países y no por nosotros, lo que nos deja en una falta de competencia y crecimiento del mercado de nuestro país. Recuperar esa calificación no se ve a corto plazo con la política de austeridad de la actual administración, por lo que es mucho más fácil continuar con la construcción de elefantes blancos, como es el tren maya, que invertir en el sector aeronáutico que simplemente para ellos es inentendible y carece de importancia.

Pensar que la baja en la calificación aeronáutica de México es sólo un tema económico, es de una gran irresponsabilidad en las personas del servicio público del país. La vida de viajeros no es un juego, y evitar una tragedia es viable si se hace lo conducente que, por cierto, es su responsabilidad, está por reglamento y la seguridad de las personas debe ser prioridad.

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir