Irene Muñoz

El sector turístico global se encuentra inmerso en una crisis por la pandemia de la enfermedad Covid-19. Las personas viajantes no han encontrado la confianza suficiente que les permita visitar lugares por placer, a pesar de los sellos generados por la industria y las medidas implementadas como la higienización en el transporte, hoteles y restaurantes. Las fronteras de muchos países siguen cerradas al turismo internacional y México, que nunca las cerró, no ha diseñado un programa de recuperación. 

Los turistas que llegaron por vía aérea a nuestro país durante los meses de enero a diciembre del 2020, se redujeron en un 58.3% ,informó el Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac (CICOTUR). Del total de 7.7 millones de personas que llegaron al país, 5.2 millones eran de Estados Unidos, 948 mil de Canadá, 139 mil de Colombia; así como de Europa, fueron 99.5 mil visitantes de Francia, 91.4 mil de Gran Bretaña, 73.6 de Alemania y 69.7 de España.

Estos viajeros representan por destino de origen una disminución del 50.9% en el caso de Estados Unidos, 58.7% en el de Canadá, 74% de Colombia, 62% de Francia, 83.6% de Gran Bretaña, 71.6% de Alemania; y 76.5% de España.

Estas cifras reportadas por la industria, recogen al viajante por definición como turista; sin embargo tampoco es del todo real ya que por los cierres de fronteras, muchos de esos viajeros internacionales pisaron México como hub internacional sólo para tomar otro avión rumbo a su país por lo que no generaron derrama alguna económica para nuestra nación.

A pesar de que la realidad lastima y poco a poco el mercado inicia movimiento, las autoridades federales y estatales turísticas de nuestro país, fueron contagiadas de una segunda enfermedad, secuela de la Covid-19, y ésta se llama Letargo.

Las personas en el mundo se encuentran en algún tipo de confinamiento ya sea por decisión propia o impuesta por las autoridades, pero llevan así más de un año. Esto les genera estrés pero también un anhelo por salir, y sobre todo por viajar. Conforme avancen los procesos de vacunación o se establezcan medidas que permitan lograr destinos más seguros, la gente visitará los lugares que encontró en internet o que soñó pisar alguna vez. Esta es una gran oportunidad de promoción para lograr atraer a viajantes pero esa promoción de México no existe.

La implementación de campañas de promoción de experiencias únicas que ofrezca México, y que es lo que busca vivir el mercado al salir del confinamiento, no están siendo generadas por los destinos mexicanos en internet o redes sociales. Lo único que escuchamos de ellos son lamentos por la pérdida de viajeros y derrama económica, pero no encontramos en ningún lugar planes, acciones ni campañas concretas para recuperarlos.

Este letargo y falta de acción de las autoridades generarán como resultado que conforme los países vayan abriendo, sus viajeros acudan a los destinos que sí llegaron a ellos y sí los motivaron e incentivaron para visitarlos por medio de sus campañas de promoción. Pareciera que México cree que sólo por llamarse así, y por la promoción que tuvo hasta hace dos años, logrará que el turismo regrese, pero eso seguramente no será así.

No existe recuerdo en lo que no vemos, tampoco anhelo por visitar lo que no se encuentra en nuestra mente. Para llegar a las audiencias y a la razón es necesario entrar por el corazón, pero sin una campaña efectiva y por consecuencia de ese letargo, las autoridades generarán en el sector meses o quizá años más de dolor.

La responsabilidad de sus titulares está establecida en cada una de sus leyes como personas del servicio público. Es necesario que asuman sus cargos y cumplan con sus funciones. Necesitamos un servicio público activo, reactivo, innovador o que por lo menos cumpla con su obligación; y si vemos que no se curan de la secuela de letargo, que se curen en sus casas haciendo otra cosa, pero no generando el daño a largo plazo como lo están haciendo ahora al país, a sus estados y ciudades. 

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir