Irene Muñoz

La Covid-19 ha detenido al mundo. Los aeropuertos se convirtieron por algunos meses en grandes estacionamientos de esos aviones que no volaban, los hoteles fueron cerrados, restaurantes abiertos sólo si contaban con servicio para llevar, las escuelas cerradas, el transporte público reducido y la gente fue confinada en sus casas.

El temor al contagio generó una nueva forma de trabajo para las industrias que lo permitían y consolidó a las plataformas digitales para llevar a cabo esas reuniones que no necesariamente debían realizarse de forma presencial, así como las escuelas desarrollaron salones virtuales para continuar con los cursos escolares, por lo que empresas que ofrecen servicios de videoconferencia como  Zoom, Teams, y Blackboard, entre otras, lograron consolidarse y crecer, reduciendo años de evolución hacia ellas.

Por ejemplo Zoom Video, empresa favorita por la facilidad de uso, creada en San José, California, por Eric Yuan, exvicepresidente de Cisco Webex, lanzó su primera versión del sistema en septiembre de 2012 y permitía contar con una reunión virtual de hasta 15 personas. 

La aplicación pasó de 10 millones de usuarios en diciembre de 2019 a 330 millones para abril de 2020, y ha contado con un promedio de 52 semanas a la alza en la Bolsa Nasdaq, pasando de tener un valor de 67.1 dólares por acción el 1 de marzo de 2020 a 568.34 dólares el 16 de octubre y al 24 de noviembre de 427. 54 dólares.

Este tipo de plataformas lograron beneficios para ellos, pero también para muchos otros que descubrieron que el trabajo a distancia, una iniciativa que llevaba por lo menos 20 años tratando de ser implementada tanto en el sector privado como público y que la gente se resistía llevar a cabo, era posible implementarse, y varias empresas al comprobarlo dejaron de tener infraestructura y las personas que emplea son mucho más productivas desde casa.

Amazon es otra ganadora. Esta empresa fundada en Bellevue Washington en 1994 por Jeff Bezos, tenía en el mes de marzo un valor por acción de 1,953.95 dólares, y con la pandemia en auge creció su valor 77% al alcanzar en octubre un valor de 3,443 dólares. Al 24 de noviembre su valor se ubicaba en 3,197.22 dólares.

Esta empresa, como usted entenderá, se convirtió en uno de los mayores distribuidores de todo tipo de objetos, ya que las forma de comprar de las personas también se modificó y utilizaron plataformas como esta para abastecerse.

Y aunque pareciera, se anuncia con bombos y platillos, que la vacuna de Pfizer llegaría a México en diciembre, ofreciendo una esperanza a todas las personas que aquí vivimos, la realidad es que nuestro país, al igual que muchos países de Latinoamérica, no cuenta con  la cadena de frío que esa vacuna en específico requiere para poder ser distribuida, conservada y con ello hacer viable su aplicación.

Así que esta especie híbrida de confinamiento que vivimos, seguirá por mucho tiempo más y aunque pensemos que la pandemia ha sido terrible para todos, hay muchas empresas como estas que han logrado beneficios gracias a la Covid-19. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito de ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será perseguida con lo establecido en la Ley Federal de Derecho de Autor. Derechos Reservados ©, Estrictamente Digital S.C., 2021

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir