Irene Muñoz

Estados Unidos y Canadá, nuestros socios comerciales y mayores generadores de turismo, se reunieron para acordar y hacer pública la decisión conjunta de suspender viajes no esenciales entre esos dos países, que no se limita a la aviación, sino involucran los tipos de vehículos y personas que podrían viajar, y con qué propósitos se autorizaría hacerlo como medida de contención del Covid-19.

México es otra historia. El titular de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, a pregunta expresa de la corresponsal Gabriela Sotomayor, fue muy claro al afirmar que “debe existir un compromiso político al más alto nivel, porque esta pandemia no afecta solamente al sector salud, sino que ataca a todos los sectores del gobierno”. Y fue más allá al decir que el presidente es esencial para lograrlo.

En esta parte del mundo hubo oídos sordos y continuaron con su política de detección de casos, pero nada de contención, dejando claro que si toman medidas más severas se verá afectada la economía.

Alguien no les ha dicho que la economía está siendo afectada ya y que, de no realizar acciones eficientes, la caída será en un precipicio infinito y sin paracaídas, cuya recuperación también será de muchos años.

En el mundo los países están realizando acciones de emergencia para mitigar el impacto. Francia informó por medio del ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, que implementarán medidas para la crisis como movilizar 45 mil millones de euros para aplazar todos los pagos de impuestos y cotizaciones para las empresas durante este mes, cancelarán los pagos para empresas en riesgo de colapso e incluso analizan la posible nacionalización de aquellas empresas grandes que estén sufriendo por el desplome de los mercados.

España aprobó en su Consejo de Ministros un paquete de medidas económicas definido como “escudo social” contra la crisis que presentan por 200 mil millones de euros, casi el 20% de su Producto Interno Bruto (PIB). Estableció Moratorias en el pago de hipotecas, flexibilizó para las empresas Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) y estableció que deberán mantener el empleo durante un plazo de seis meses desde la reanudación de la actividad.

En Alemania se aprobó un programa de créditos para empresas “sin límites” para evitar problemas de liquidez en su tejido empresarial, informó su ministro de Finanzas, Olaf Scholz, así como también preparan la ayuda fiscal a las empresas para permitirles postergar pagos adelantados y una reducción de impuestos para evitar quiebras. En la Cámara baja se aprobó la reducción de jornada temporal y con garantía de empleo.

En Argentina también apostaron por la reducción de impuestos, otorgamiento de créditos a tasa baja y la fiscalización de precios. Eximirán el pago de contribuciones patronales a los sectores afectados por la emergencia, al igual que a los vinculados con el turismo y los espectáculos.

En nuestra región, otro ejemplo ha sido el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, quien anunció que inyectará 56 mil 500 millones de dólares, que representan un 3% de su PIB para un paquete de ayudas que permitan soportar esta crisis.

Esta terrible emergencia sanitaria ha limitado la producción de muchas empresas y sectores, ha afectado a los mercados y, por supuesto, los precios del petróleo están por los suelos.

Nuestro país se cuece aparte. Aún no hay incentivos para las industrias como la turística que está inmersa en la crisis, ni tampoco se hacen acciones, que el mundo pueda entender, sean de contención sanitaria.

Estados Unidos y Canadá, ni nos voltearon a ver en su acuerdo. Saben que no cuentan con nosotros y que además, pareciera, ni entendemos de qué va el tema. Estados Unidos ha cerrado carriles en el paso fronterizo y ni siquiera avisó. 

Lo que hemos dejado de hacer ha logrado que nos dejen solos. A nadie en el exterior le interesa ya que aquí hemos demostrado nuestra ineficiencia e ineficacia en el tema. Si no tomamos el toro por los cuernos e implementamos las medidas de prevención, protección y contención sanitaria y económica, estamos lejos, muy, muy lejos de salir de este hoyo. 

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir