Irene Muñoz

Ante la urgente atención de reactivación turística que se debe llevar a cabo en la región americana, por ser una actividad prioritaria que contribuye al desarrollo socioeconómico y cultural de los países, generación de empleo, inversión extranjera en los destinos, empoderamiento de la juventud, mujeres y grupos vulnerables y que permite una reducción de la pobreza, se llevó a cabo una Reunión Extraordinaria de Ministros de Turismo.

Convocados por la Organización Mundial del Turismo (OMT) en mayo pasado, las personas ministras y autoridades de turismo de las Américas, así como las encargadas de las jefaturas de Delegaciones de Estados Miembros, se reunieron en República Dominicana para establecer los mecanismos y compromisos que permitan adoptar de forma urgente medidas políticas nacionales e internacionales que contribuyan en estimular la demanda y acelerar la recuperación del turismo en los países.

En esa reunión se firmó una declaratoria por los líderes de 18 países asistentes, denominada “Declaración de Punta Cana”, consta de 9 puntos efectivos.

En un primer punto, responsabilidad y compromiso para brindar apoyo al turismo para asegurar su recuperación rápida, efectiva, segura y sostenible. En nuestro país han demostrado que no existe interés alguno para ello. El segundo punto: apoyar decididamente al sector priorizando la adopción y difusión de protocolos internacionales unificados de bioseguridad y facilitación de viajes para el reinicio del turismo de forma segura, expedita y con altos niveles de calidad. Cada destino en nuestro país se ha hecho cargo de forma individual de ello. En un tercer punto, el reconocimiento de la innovación y transformación digital como factores esenciales para que el turismo sea resiliente y avance de manera decidida en la implementación de nuevos modelos de desarrollo. En este punto, si no existe ni lo básico para promoción ni tampoco compromiso por parte del gobierno de México, el tema de desarrollo simplemente no es tema.

Dentro del cuarto punto, orientar la reactivación del turismo hacia un sector responsable y sostenible, que promueva la inclusión, la igualdad de género y la accesibilidad para todos, en línea con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Como sabemos el gobierno federal abandonó la agenda 2030 y sus proyectos van en sentido contrario a ella. En un quinto punto, comprender la reactivación del turismo como una oportunidad para transformar al sector con visión de largo plazo, que ubique la conservación, preservación y protección de la diversidad biológica en el centro de las estrategias del turismo y aporte a la solución de las grandes problemáticas mundiales asociadas al cambio climático, la pérdida de la biodiversidad y la degradación de los suelos. Como tenemos claro, el cambio climático y la preservación no son prioridad gubernamental.

En el sexto punto, promover alianzas público-privadas y mecanismos de gobernanza a través de la cooperación, el análisis y la generación de políticas y acciones conjuntas entre todos los actores que inciden en la cadena de valor del turismo, con el fin de fortalecer la gobernanza en la implementación de acciones transformadoras, mejorar las condiciones de empleo de los territorios y contribuir a la dinamización económica de los países y la región. Algo impensable de llevar a cabo ante la apatía gubernamental. En el punto séptimo, reforzar los mecanismos de apoyo y coordinación para ayudar a trabajadores, destinos y empresas que están luchando por sobrevivir, incluidas las micros, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) a través de instrumentos de apoyo al sector. Recordemos que México fue uno de los dos países que no generaron apoyos fiscales reales para el sector.

En el punto ocho, que los gobiernos de las Américas, con soberanía coordinen sus políticas de trabajo para garantizar la salvaguarda de medios de vida, culturas y saberes ancestrales, y la protección de los segmentos más vulnerables. En el noveno, reafirmar el compromiso como Ministros y Jefes de Delegaciones de los Estados Miembros de las Américas de la OMT, en representación de sus Gobiernos y en apego a sus leyes, de trabajar unidos en la reactivación del sector turístico mediante medidas concretas e integrales que contribuyan al crecimiento económico sostenible del turismo y a la satisfacción simultánea de aspectos ambientales, sociales y culturales. Hasta hoy no se ha presentado nada de avance en este tema y se desconoce si se está haciendo algo al respecto.

Esta declaratoria que fue firmada por nuestro país, se contrapone en cada uno de sus puntos con las políticas implementadas por el gobierno federal, ya que desde el inicio de su gestión e incluso con el desplome por la pandemia, no se generaron políticas ni acciones efectivas que permitieran mostrar un guiño al sector y por lo que vemos, no está en el panorama hacerlas, y respecto a la agenda 2030 y el medio ambiente, menos. 

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir