Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

La instrucción fue clara ante las inundaciones en Tabasco: hay que enviar despensas, pero mediante un mecanismo donde no se pueda detectar fácilmente.

Y entonces, manos a la obra. Serán dos millones de despensas que serán entregadas a través del ISSSTE. Don Luis Antonio Ramírez, director de la institución, está más que dispuesto, aunque no sea una atribución que esté en su ámbito de competencia.

Compartir