Compartir

Redacción ejecentral

A propósito del secretario de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda, en el último mes las cosas se han puesto muy tensas dentro de la dependencia por un despido masivo de funcionarios, incluidos los del Servicio Profesional de Carrera. Todo, dicen los que saben, porque como el relevo en la gubernatura del Estado de México iba a producir una nueva oleada de desempleados, don Enrique, como ha sido la marca del sexenio, decidió convertir Sedesol en una nueva bolsa de trabajo para los mexiquenses. Leyó bien. Los ceses tienen como propósito abrir las plazas para que los desplazados del gobierno saliente de Eruviel Ávila, tengan un colchón enorme para aterrizar. Y luego dicen que por qué hay una creciente e incontrolable indisposición y malestar contra todo lo que huela a chorizo.

#TRASTIENDA Las golondrinas para Miranda

#TRASTIENDA El protector de Anaya 

#TRASTIENDA Se busca presidente del PRI 

Compartir