Compartir

AFP

El senador y excandidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, John McCain fue diagnosticado con un tumor cerebral.

El senador y su familia están revisando las opciones futuras de tratamiento con su equipo médico de la Clínica Mayo. Estas opciones pueden incluir una combinación de quimioterapia y radiación», reveló su oficina en el comunicado.

El pasado viernes, McCain se sometió a una operación en la que le extrajeron un coágulo de sangre encima de su ojo izquierdo, que según se ha sabido ahora estaba asociado con el tumor.

La cirugía a McCain forzó a los republicanos a retrasar el voto de la nueva ley sanitaria, previsto para esta semana en la Cámara alta, debido a la anunciada ausencia en Washington del senador, aunque hasta hoy no se supo de la seriedad de su estado.

El glioblastoma es un tumor cerebral particularmente agresivo que afecta a los adultos. Es el mismo tipo de cáncer que llevó a la muerte de otro ícono del Senado estadounidense, Ted Kennedy, en 2009 a sus 77 años.

Ésta no es la primera pelea de McCain con un cáncer. Los médicos eliminaron varios melanomas malignos de su piel en las décadas de 1990 y 2000, incluyendo un melanoma invasivo en 2000. 

Los expertos habían advertido esta semana que la última operación de McCain sugirió la posibilidad de un retorno del cáncer.

La oficina de McCain dijo que el senador «mantiene el buen espíritu mientras continúa recuperándose con su familia en su casa de Arizona», y que consultará con su equipo médico cuándo podría volver a trabajar en Washington.

La noticia provocó una oleada de mensajes de apoyo de todo el espectro político para McCain, quien preside el Comité de Servicios Armados del Senado y está en su sexto período en la cámara alta del Congreso.

«El senador John McCain siempre ha sido un luchador. Melania y yo enviamos nuestros pensamientos y oraciones al senador McCain, a Cindy y a toda su familia», dijo el presidente Donald Trump en un comunicado. «Mejórate pronto», agregó.

Por su parte, el expresidente, Barack Obama, destacó que McCain es un «héroe» estadounidense y uno de los «luchadores más valientes» que ha conocido nunca: «El cáncer no sabe con quién se ha tropezado. ¡Acaba con él, John!».

El vicepresidente de Obama, Joe Biden, cuyo hijo mayor, «Beau», murió en 2015 también de un tumor cerebral, dijo que McCain es un hombre «fuerte» que «ha pasado por muchas dificultades» y mostró confianza en que también «saldrá de esta».

Compartir