FOTO: ESPECIAL

Compartir

Redacción ejecentral

A tres días de ser trasladado al Reclusorio Oriente, Roberto Moyado Esparza, “El Betito”, permanece en una zona apartada del resto de la comunidad y con vigilancia las 24 horas del día, a petición de él mismo, pues el control del penal lo tiene Sergio Flores Concha “El Tortas”, su principal rival.

En este centro penitenciario inició la rivalidad de estos dos presuntos criminales, según detalló “El Betito” a las autoridades, por lo que pidió protección especial.

“El Tortas” se dio a conocer cuando dos cuerpos desmembrados fueron arrojados en la avenida Insurgentes de la Ciudad de México, con un mensaje en referencia a él.

Moyado Esparza, presuntamente dijo a las autoridades que “El Tortas” mandó a asesinar a su hermano y a un sobrino, por la disputa de puntos de venta en distintas delegaciones de la capital, como son Cuauhtémoc, Venustiano Carranza, Gustavo A. Madero e Iztapalapa.

Además, la relación de “El Betito” con otros presos de alto impacto en el mismo reclusorio, hicieron que se reforzara la seguridad, para evitar los llamados cotos de poder o que se inicie otra disputa por el control de los negocios ilegales en las cárceles de la CDMX.

Por lo que esperan autoridades que el presunto líder de La Unión de Tepito esté por poco tiempo en el Reclusorio Oriente, y que siga su proceso en un penal de máxima seguridad.

Compartir