Alejandro Alemán

Estrenada en marzo de 2018 en Estados Unidos y nunca proyectada en los cines de nuestro país, Unsane —el filme 28 del prolífico Steven Soderbergh— se puede ver desde hoy en el servicio de streaming de Amazon Prime Video.

Unsane es el filme con el que Soderbergh rompió su supuesto retiro profesional, y lo hizo para cumplir un reto (uno más de entre sus tantos ejercicios cinematográficos): filmar una película usando únicamente un celular (concretamente un iPhone Plus 7 en resolución 4K). El ejercicio de minimalismo no terminó ahí: la película se rodó en tan sólo 10 días y con un presupuesto ínfimo de 1.2 millones de dólares.

El resultado es todo excepto menor. Unsane es una acezante cinta de terror psicológico que pone en vilo a la audiencia desde los primeros minutos y que nos muestra una explosiva actuación por parte de Claire Foy (la recuerdan como la Reina Elizabeth en The Crown), quien lleva bajo sus hombros todo el peso de esta pequeña gran cinta.

Sawyer (Foy) es una joven que se mudó de su ciudad natal para huir de un acosador. Ya en su nuevo hogar, intenta ligar por Tinder, pero el trauma provocado por aquel hombre la sigue perturbando, por lo que acude a una clínica de apoyo a personas con problemas mentales. Sawyer firma papeles “de rutina” sin saber que en realidad estaba dando autorización para ser internada junto con otros pacientes psiquiátricos.

Por supuesto, Sawyer trata de hacerles entender a los empleados del lugar sobre el error cometido, pero no hay forma de que entren en razón. El asunto se torna aún más tétrico cuando la mujer se da cuenta que uno de los enfermeros es aquel hombre que en el pasado la acosaba… ¿o acaso se trata de su paranoia?

Soderbergh aprovecha las ventajas de operar un celular forzando encuadres que emulan a una cámara espía (lo cual eleva la sensación de persecución y delirio), cambiando constantemente la posición de la misma y haciendo varias tomas fluidas en pequeños plano secuencia.

El resultado es un filme sucio, perturbador, efectivo en los mecanismos mediante los que crea tensión y que aunque podría acusarse de ser predecible, sabe mantener el interés sin recurrir al clásico giro de tuerca que este tipo de historias usualmente demanda.

La película estrenó en Estados Unidos poco después de que el caso Harvey Weinstein saliera a la luz. Hoy en día es imposible no ver en Unsane a una de las primeras películas que, en cierta forma, abrazan el movimiento feminista contra el acoso. Y es que, como bien lo expresa Soderbergh en la cinta: no es paranoia cuando efectivamente alguien te está siguiendo. 

Compartir